“¡Qué buena se puso Lola!”,
por Telesistema Canal 11

http://hoy.com.do/image/article/39/460x390/0/E8734E67-D0DF-4B10-A3A0-D5FB0B53D739.jpeg

POR JORGE RAMOS
Comienza esta noche por Telesistema Canal 11, la telenovela “¡Qué buena se puso Lola!”, que viene a sustituir a la exitosa producción “La cuaima”, en el horario estelar de las 8:00 de la noche.

La extraordinaria producción de RCTV está protagonizada por Roxanna Díaz, de “Mis tres hermanas”, y Jerónimo Gil, de “Mi gorda bella”, además de un elenco de actores reconocidos como Carlos Guillermo Haydón, Flavia Gleske, Carlos Olivier, Amanda Gutiérrez, Emma Rabbe y Luis Gerardo Núñez, entre otros.

“¡Qué buena se puso Lola!” obtuvo significativos niveles de audiencia en importantes grupos demográficos de Venezuela. En el grupo de 18 a 34 años la telenovela alcanzó un share promedio de 36.5%, y en segmento de jóvenes de 12 a 24 años se impuso con share de 36.6%.

ROXANNA DÍAZ ES DOLORES ESTRELLA

Trabajadora y romántica. Hace años, por proteger a su hermano, se partió la nariz. Eso ocurrió el mismo día que iba a presentar un examen para estudiar medicina. Perdió el chance, y tuvo que conformarse con convertirse en enfermera. Sufre de fobias y complejos. Parece frágil, pero su espíritu es fuerte. Sueña con un hombre que la rescate. Cuando conozca a Jorge Avellaneda, su sueño comenzará a hacerse realidad.

GERÓNIMO GIL ES JORGE  (BENAVIDES) AVELLANEDA

Joven y exitoso cirujano plástico, seductor, mujeriego empedernido. Sale corriendo cada vez que un sentimiento asoma en su corazón. Obseso de la perfección, siempre está buscando el orden y la armonía. Ambicioso de marca mayor. Es huérfano y fue criado por sus tías Pura y Casta. Convertirá a Estrella en su esposa por conveniencia.

Sinopsis

Dolores Estrella Santos es una sencilla y abnegada enfermera que trabaja en un modesto ambulatorio. Jorge Avellaneda es el mejor cirujano del principal centro de estética del país.

Ambos tienen estilos de vida, gustos y pareceres muy diferentes. Sin embargo, el destino los unirá en matrimonio poco tiempo después de conocerse.

Motivado por su espíritu perfeccionista, querrá convertirla en una belleza ideal y al no poder convencerla para que se opere, le miente y la lleva bajo engaño al quirófano, hasta transformarla en una mujer casi perfecta, como si se tratara del Dr. Frankenstein. Ella, traicionada y transfigurada, luchará ahora por recuperar sus sueños haciendo que a Jorge, ahora perdidamente enamorado de ella, no le quede otra cosa que luchar para recuperar su amor, justo cuando todos dicen: “¡Qué buena se puso Lola!”.