“Una historia para contar”

Por
info[@]hoy.com.do
28 marzo, 2011 10:12 pm Sé el primero en comentar
http://hoy.com.do/image/article/603/460x390/0/2890BBAC-0D3A-455D-A3EF-5BE1276B7DEC.jpeg

Telésforo A. Isaac
Obispo Episcopal
Trasfondo histórico
 
La Iglesia Anglicana es una asociación de provincias eclesiásticas, diócesis, grupos cristianos autónomos e interdependientes, que están en plena comunión con el Arzobispo de Canterbury, el Primado de la Iglesia en Inglaterra, Reino Unido.

El término anglicano y su derivado “anglicanismo” provienen del latín medieval “Ecclesia Anglicana”, que significa Iglesia Inglesa, para distinguir esta parte del cristianismo occidental de la Iglesia Romana con asiento en el Vaticano, en Italia.

El origen de la Iglesia Cristiana en Inglaterra data desde el Siglo III. Ya para el año 1075 su liturgia era conocida como el Ritual Sarum que fue propia en la isla británica. Este cristianismo original en Inglaterra se relacionó con el Catolicismo Romano con la llegada de San Agustín a Canterbury en el año 597

Durante l0 siglos, desde el  VI hasta el XVI, la Iglesia en Inglaterra estuvo bajo el dominio del Obispo de Roma. Pasó a ser iglesia nacional tras el contratiempo del Papa Clemente VII por la anulación del matrimonio de Enrique VIII con Catalina de Aragón. Pero a Iglesia Anglicana, propiamente dicha, fue organizada y establecida bajo el reinado de Elizabeth I.

La reina Elizabeth fue una singular mujer que supo manejar los asuntos del imperio británico; hizo excelente política de Estado en Inglaterra y se desenvolvió con habilidad en las marañas eclesiales, con una visión y capacidad, realmente asombrosa. 

Las hazañas de esta reina perduran hasta hoy, y son notables por la estabilidad  de la Mancomunidad Británica, la influencia del idioma inglés en todo el mundo,   y la presencia continuada y expandida de la Comunión Anglicana.

La Comunión Anglicana es una fraternidad de 38 provincias y conglomerados de más de 77 millones de fieles esparcidos por todo el mundo y en todos los continentes. Es uno de los grupos cristianos más numerosos que profesan y practican la fe conforme a las tradiciones litúrgicas y los conceptos teológicos desarrollados por la Iglesia en Inglaterra y  por las provincias eclesiásticas de esta comunión.

La obra de los obispos y teólogos anglicanos fue conforme a las renovaciones en la época de la Reforma y se llevó a cabo con singular interés en el enfoque de la Biblia, la esencia del credo de la fe, la reflexión teológica, la razón, la espiritualidad y la autoridad eclesial. Todo esto se hizo con sencillez de corazón, buen uso del intelecto y desprovistos de creencias y actos superficiales e intolerantes de la Edad Media.

Debemos tener claro que la Comunión Anglicana es Católica, aunque no romana, y es Evangélica, aunque no protestante”. (Deán Henry Forrester, México, 1906).

Para muchos anglicanos, esta iglesia representa una forma auténtica de catolicismo no-papal, y a la vez una forma de protestantismo, sin las figuras como  Martín Lutero o Juan Calvino; pues es en sí, realmente, una VÍA MEDIA, el equilibrio del cristianismo que denota prudencia, armonía de la aplicación de las Sagradas Escrituras, la Tradición Apostólica y la Razón. Este conjunto de detalles son representados mediante prácticas litúrgicas, rituales definidos y estéticamente coordinados.

La armonía y equilibrio entre las Sagradas Escrituras, la Tradición Apostólica y el uso de la capacidad de razonar, están en el Libro de Oración Común, que es el compendio religioso mejor conocido y más usado por cristianos, después de la Santa Biblia.

Debido a su conformación e idiosincrasia, la Iglesia Anglicana, ha sido pionera y baluarte del ecumenismo. Está a la vanguardia del diálogo fraternal, la reflexión teológica de eruditos y la cooperación social entre cristianos de diversas iglesias y denominaciones. Los anglicanos se sienten sosegados entre los  cristianos ortodoxos,  católicos romanos, protestantes y evangélicos.

La presencia de la Iglesia Anglicana en la República Dominicana.

A fines del siglo XIX hubo una considerable merma en la producción y comercialización de los productos esenciales en el país. La cosecha y la exportación del cacao, tabaco y caoba fueron afectadas y el cultivo de la caña de azúcar se incrementó como el renglón de producción más prominente. Se establecieron ingenios azucareros y se necesitaron manos de obra para  trabajar en los  cañaverales  y en la elaboración de azúcar.

Los gobiernos de entonces y los empresarios azucareros estimularon la importación de obreros de las islas menores del Caribe para laborar en los ingenios de azúcar. Miles fueron traídos en goletas y trajeron consigo Biblias, el Libro de Oración Común e himnarios.

Entre los inmigrantes de la isla, había personas con conocimiento y adiestramiento en muchas áreas: mecánicos, albañiles, electricistas, tenedores de libros, contadores, maestros de educación primaria,  técnicos automotrices, hojalateros, carpinteros, herreros, plomeros, músicos y otros.

Un número considerable tenía educación superior, estudios de la Biblia, de la teología y la eclesiología y algunos demostraron vocación de servir como dirigentes y ministros cristianos. Estos se mostraron dispuestos para orientar, aconsejar y apoyar espiritual y emocionalmente a sus congéneres.

Los primeros anglicanos llegaron al país a fines del siglo XIX y comenzaron a practicar su fe  cristiana, posiblemente, en pequeños grupos en casas de familias y debajo de árboles en los bateyes de los ingenios.  

De Saint Croix, Islas Vírgenes, vino al país, un anglicano llamado Benjamín Isaac Wilson. Este nació en Fredriksted, el 16 de abril de l853. El mismo declaró que llegó a la República dominicana el 22 de mayo de 1891.

El notó la necesidad de organizar y servir a los  fieles que estaban en el país como ´ovejas sin pastor`.  Movido por su vocación misionera fue propulsor del anglicanismo en la República Dominicana.

Wilson fundó la Iglesia “Holy Trinity” en San Pedro de Macorís. Construyó un templo y un local para su vivienda.  También ministró en otras misiones en los bateyes de la industria azucarera. Así fue iniciada la presencia Anglicana en la República Dominicana.

Se cuenta que el ministro y educador Wilson, ofrecía sus servicios pastorales en inglés y español a la población de San Pedro de Macorís. Dirigió una  escuela con ayuda de su esposa y una hija. Enseñaba idiomas  a prominentes personalidades y entre  estos habían abogados y otros profesionales de la ciudad.

A fin de obtener y asegurar reconocimiento y credibilidad, el señor Wilson hizo contacto con el Obispo de la Iglesia en Haití, Theodore Holly, y este le dio orientación e instrucción  en preparación para ejercer su ministerio. 

Benjamín Wilson y el Obispo Theodore Holly  firmaron un convenio para dar formalidad a la adoración y disciplina a la Iglesia Anglicana vía la iglesia en Haití. Con esto la obra misionera en San Pedro de Macorís, quedó bajo la dirección y la autoridad canónica de la iglesia dirigida por Holly y en comunión con el anglicanismo.

El día 8 de agosto de 1897, Benjamín Isaac Wilson, fue ordenado al Diaconado. El templo construido  por él fue consagrado el día 20 de febrero del siguiente año, 1898.  El 27 de ese mismo mes de febrero fue ordenado sacerdote.

Elevado al sacerdocio, Wilson se desempeñó como un misionero infatigable. Celebraba y predicaba en tres cultos cada domingo. El culto en español era a las 3:00 de la tarde. Así comenzó en forma firme y organizada, la presencia del Anglicanismo en República Dominicana.

El reverendo Wilson estuvo bajo la supervisión del Obispo de Haití, pero con los años la relación se enfrió por razones que no conocemos. La edad y la salud de Benjamín Wilson, incidieron en debilitar la congregación y apagar el auge que tenia a principio del siglo XX; el murió en el año 1939.  

Momentos importantes de la Iglesia Anglicana en el país.

Una serie de cambios sucedieron en la Iglesia Anglicana en el país comenzando la década del siglo XX.

La última visita del Obispo Holly, fue en el año 1905. El no regresó más a Rep. Dom., debido a su edad y salud. Murió en el año 1911.

Con el fallecimiento del supervisor eclesiástico de Haití la jurisdicción pasó al Obispo Charles B. Colmore de Puerto Rico.

En el año 1916 la intervención norteamericana en la Rep. Dom., hizo posible una nueva faceta para el trabajo misionero y pastoral de la iglesia.

Además de esto, hubo interés en reforzar el ministerio sacerdotal-pastoral para servir al creciente número de anglicanos residentes en el Este del país, en San Pedro de Macorís, La Romano y especialmente en los predios de los ingenios azucareros. Para responder a esta necesidad se hicieron diligencias para enviar ministros a la República Dominicana. 

En el año 1918 vino a Santo Domingo el reverendo William Wyllie, escocés, casado con una norteamericana; ministró a los anglicanos de la isla caribeña y como capellán a los soldados y sus familiares de las tropas norteamericana.

Wyllie fue un trabajador incansable, encargado de la Iglesia de la Epifanía, de la Iglesia San George (desaparecida), capellán del ejército armado y misiones en San Isidro, San Luis, Boca Chica, la Romana y Barahona.

Organizó una escuela en la Iglesia de la Epifanía que ahora es el colegio Carol Morgan. Ministró en la Rep. Dom., hasta el año 1932 después de reconstruir el templo de la Epifanía destruida por el ciclón San Zenón en el año 1930.

En el año 1920 llegó un sacerdote inglés, casado con una norteamericana, el  Revdo. Archivald Beer. Sirvió en el Este de país, fue cónsul de Inglaterra y comisionado de la Pan American Airways, que aterrizaba en el rio Higüamo en San Pedro de Macorís. 

El reverendo Beer trabajó duramente en los bateyes centrales de los ingenios Consuelo, Santa Fe, Porvenir y en ciudad de  La Romana. Estableció la escuela San Esteban en San Pedro de Macorís en 1922, y escuelas en Consuelo, Santa Fe, Porvenir y La Romana.

Organizó una tropa de Boys Scouts que obtuvo reconocimiento por la oficina central del movimiento   en Londres. Tenía prestigio por ser ministro de los anglicanos y al mismo tiempo cónsul de los británicos en el país. Vivió en San Pedro de Macorís y ministró en el Este del país hasta el año 1953.

Áreas de incidencia de la Iglesia Anglicana en el país

La Iglesia se ha hecho sentir en la República Dominicana con ideas, programas y acciones para la elevación espiritual, los derechos humanos, el mejoramiento del bienestar social, la educación, la música sacra, la educación teológica y la cultura en general. La presencia de esta iglesia está en el territorio dominicano, desde el Seíbo hasta la frontera en Dajabón y Jimaní.

1. Además del cuidado pastoral, las iglesias siempre tuvieron y tienen escuelas para proveer educación a los hijos de los fieles y a las comunidades donde están. Todas las escuelas de la Iglesia  son mixtas, y fueron de las primeras de esta clase en la parte Este del país. Escuelas bilingües, programas de economía doméstica, de manualidades para señoritas, y escuelas de música.

El colegio Carol Morgan fue iniciado por el Vicario de la Iglesia de la Epifanía en el año 1918.

El colegio San Esteban fue establecido por el Reverendo A. J. Beer, en San Pedro de Macorís  en 1922. 

Con el auge de jóvenes para estudiar en la Universidad Autónoma de Santo Domingo, en la década de 1970-1980 la iglesia dirigió dos hospedajes para hombres y mujeres universitarios aquí en Santo Domingo, donde docenas de estudiantes del interior se hospedaban durante sus estudios.

Desde hace treinta años la iglesia auspicia el Centro de Educación Teológica (CET), con una nutrida biblioteca, donde estudian los ministros en formación para la República Dominicana y otras diócesis de América Latina.

Además de escuelas  maternales, colegios, seminarios; el conjunto de las Diócesis Anglicanas de América Latina y el Caribe, auspician el Centro Internacional Anglicano de Estudios Teológico  (CIAET), a nivel de maestría y doctorado.

2.    Ha habido interés y acciones de intervención y denuncias de los derechos humanos. El caso más destacado fue la denuncia del reverendo Charles Barnes, quien dio la información de la matanza de los haitianos en la frontera y fue asesinado por Trujillo.

Otras denuncias e intervenciones fueron hechas a favor de ciudadanos españoles llegados del exilio, húngaros y haitianos, especialmente los obreros de la caña. Pero también, defensa y protección a periodistas, jóvenes, sindicalistas, políticos y otras personas perseguida durante la última parte de la  dictadura de Trujillo y el régimen de Balaguer.

3.    La primera tropa organizada en el país y reconocida por la oficina de Boys Scouts, fue por el reverendo A.   Beer. El ex contralmirante Dewindt Lavandier fue producto de esto cuando en la inauguración del Puente Ramfis sobre el rio Higüamo, en el año 1932, Trujillo lo escogió y apoyo para estudiar milicia.

4.    Ministros de la iglesia dieron asistencia a la organización de los salvavidas de la Cruz Roja Dominicana.

5.    Se tomó parte importante en la vacunación de los niños de 0 a 5 años contra la Polio. La vacunación fue bajo la dirección de Doña Mary Marranzini, de la Asociación Dominicana de Rehabilitación, la cooperación del Servicio Social de Iglesias Dominicanas y de dos Obispos Anglicanos, Antonio Ramos, del Concilio de Iglesia, y este servidor Telésforo A. Isaac.

6.    A raíz de la tendencia de la renovación litúrgica en la construcción de templos cristianos, allá por la década del 1950-60, se construyó la Iglesia de San Andrés, un templo de arquitectura vanguardista, diseñado por el arquitecto Forestieri, recién llegado de Italia y con el arte de Pratt Ventós el escultor español de renombre

7.    La iglesia ayudó a consolidar la Sociedad Amigos de la Planificación Familiar, PROFAMILIA en el año 1966. 

8.    Hoy por hoy la Iglesia Anglicana con otros grupos religiosos mantienen el programa Pro-solidaridad para la prevención del VIH/SIDA.

9.    La iglesia ha estado involucrada en la promoción de comités de desarrollo en algunas provincias del país, como: San Pedro de Macorís, San Francisco de Macorís, y en las ciudades fronterizas de Dajabón y Jimaní.

 

10. Esta institución eclesiástica ha brindado asistencia y apoyo antes, durante y después de devastaciones de huracanes y otros desastres naturales. Se han reparado y construido cientos de viviendas en Santana-Nizao, en Jimaní y en Azua.

11. En el área de la salud, la iglesia tiene clínicas y programas de nutrición en barrios marginados en distintas partes del territorio nacional y programas para ofrecer comidas a personas necesitadas.

12. Entre otros programas e instituciones que auspicia o con las cuales coopera la Iglesia Anglicana en el país están:

a)    Servicio Social de Iglesias Dominicanas.

b)    Sociedad Bíblica Dominicana.

c)    Diálogo Domínico-Haitiano

d)    Campamento Monte de la Transfiguración,

e)    Convento de Monjas Episcopales

f)     Hogar de Envejecientes en Boca Chica

g)    Clínica Esperanza y Caridad

h)   Centro de Salud Buen Pastor

i)     Programa de micro crédito

j)     Ministerio Pastoral para haitianos

El espacio y tiempo no permite nombrar todas las figuras destacadas en la labor ministerial y administrativa de la Iglesia Anglicana en la República Dominicana. Aquí se mencionan sólo algunos notables:

Ø  Benjamín Isaac Wilson, Pionero del anglicanismo en el país; San Pedro de Macorís, mayo 22, 1891

Ø  Theodore Holly, Obispo de Haití que ordenó a Wilson, 1897

Ø  William Wyllie, misionero escocés, 1918 a 1939

Ø  Archibal Beer, misionero inglés, 1920 a 1953

Ø  Charles Barnes, misionero muerto por Trujillo,1938

Ø  Charles Voegeli, Obispo de Haití y Rep. Dom.

Ø  Thomas O. Basden, sacerdote de las Islas

Turks y Caicos que sirvió en Rep. Dominicana; músico y compositor de 66 piezas.

Ø  George Hodge, nativo de Anguila, director del Colegio San Esteban, músico y compositor.

Ø  Virginia Norman, maestra y tesorera de la diócesis.

Ø  Phillip Wheaton, misionero emprendedor y de sensibilidad de los derechos humanos.

Ø  Paul  Kellogg, primer obispo residente en el país

Ø  Telésforo Isaac, primer dominicano ordenado al ministerio y elevado a obispo.

Ø  Ashton Brooks, primer dominicano deán del Centro de Estudios Teológicos (CET).

Ø  Margarita Santana, primera mujer ordenada.

Ø  Julio C. Holguín, actual Obispo Diocesano de la Iglesia Episcopal-Anglicana en la Rep. Dom.

Sé el primero en comentar
Políticas de comentarios - ¿Cómo comentar?

hoy

Políticas de comentarios

La administración se reserva el derecho de editar o borrar cualquier mensaje posteado por los usuarios.

Los datos personales y la IP son registradas cada vez que el visitante postee un mensaje. Si tiene una queja sobre algún comentario, por favor contáctenos de inmediato.

No compartimos su información con terceras partes o compañías

Por favor, lea las reglas antes de postear:

  • • Anuncios Comerciales - No se permiten comentarios con link o anuncios comerciales. Si desea anunciarse en nuestro site contáctenos para recibir información adicional.
  • • Contenido Ofensivo - No postee contenido ofensivo o sexual. Este tipo de contenido queda terminantemente prohibido y resultará en la restricción permanente del usuario
  • • Comportamiento - Cualquier comentario ofensivo a otro usuario, en molestia o en forma de amenaza no será permitido. Si se da el caso de dicha conducta, el acceso de el usuario podrá ser restringido permanentemente.
  • • Fuera de Contexto - Deben mantener los comentarios dentro del contexto del artículo.