RUIDOS QUE MATAN

24_01_2018 HOY_MIERCOLES_240118_ El País12 B

Al acuciante, tormentoso y demencial tráfico vehicular en el Gran Santo Domingo se agrega un cúmulo de problemas urbanos que trastornan el quehacer cotidiano y la salud de las personas, entre los que figura la peligrosa contaminación sónica que generan colmados, tarantines, colmadones, barras, cafeterías, discotecas, bares, billares, “drinks” y otros negocios ruidosos de expendio de bebidas alcohólicas y ciudadanos que irrespetan las normas elementales que rigen la vida en condominio.
En adición al agobiante problema, una epidemia de “guagüitas anunciadoras” se desplazan a cualquier hora del día y la noche por calles de barrios superpoblados ofertando la compra de baterías de vehículos, electrodomésticos, colchones, abanicos, neveras, acondicionadores de aire, estufas “y todo lo que sea viejo”. El progresivo aumento del parque vehicular se agrega al escandaloso Gran Santo Domingo un rompecabezas difícil de descifrar para las autoridades
Aunque las quejas de ciudadanos son recurrentes y ocasionalmente algunas personas se quejan y llaman a la Policía Nacional o al 911, el problema de los ruidos en ciudades y comunidades del interior de la República Dominicana, lejos de mejorar, empeora, particularmente en las zonas urbanas.
Para medir el nivel o la intensidad del sonido o ruido se usa el término decibelio o decibel (dB), que es la unidad de intensidad acústica equivalente a la décima parte de un belio, unidad de medición llamada así en honor a Alexander Graham Bell. El aparato utilizado para su medición es el sonómetro.
Las variaciones de intensidad sonora siguen una escala aproximadamente logarítmica, no lineal. Los decibelios son una unidad logarítmica. El sonido es el conjunto de ondas que se difunden como un estado físico (líquido, sólido y gaseoso) que ocasiona variaciones de presión y densidad, mientras que el ruido es irregular y sin concordancia entre los tonos fundamentales y sus armónicos. La intensidad sonora genera en las personas pérdida auditiva súbita, neurosensorial, sordera unilateral, demencia y vértigo de Ménière, entre otras.

La enfermedad de Ménière es un trastorno del oído interno. Puede causar un mareo severo, un sonido de rugido en el oído llamado tinnitus, pérdida de la audición que aparece y desaparece y la sensación de presión o dolor en el oído. Suele afectar solo un oído y es una causa común de sordera.

El Ministerio de Interior y Policía es la institución responsable en nuestro país de “liberar” los horarios para la venta de bebidas alcohólicas en colmados, colmadones, discotecas, bares, billares, “drinks” y en todos los demás establecimientos de diversión donde generalmente se generan ruidos. No están incluidas las ruidosas guagüitas anunciadoras que fastidian la vida cotidiana en barrios superpoblados, desde las primeras horas del día hasta que el sol se oculta, comprando electrodoméstivos viejos u ofertando productos agropecuarios. De los bullosos que alteran la “tranquilidad ciudadana” y las normas que rigen la vida en condominio se encarga a la Policía Nacional o llamando al 9-1-1.

Contaminación sónica: La Ley 64-00 sobre Protección al Medio Ambiente y los Recursos Naturales se refiere a este problema como “sonidos que por su nivel, prolongación o frecuencia afecten la salud humana, la calidad de vida de la población y el funcionamiento de los ecosistemas, sobrepasando los niveles permisibles legalmente establecidos. El sonómetro es el instrumento para medir el ruido. Es usado para medir los niveles de presión sonora, en un determinado lugar y un momento. Su unidad de medición es el decibelio.

Ruido, del latín rugitus, es un sonido indeseable, inarticulado y confuso. Es la propagación de ondas elásticas produciendo deformaciones y tensiones sobre un medio continuo (o posición de equilibrio). No debe confundirse una vibración con una oscilación.

Decibeles en música. Es la medida utilizada para expresar el nivel de potencia o el nivel de intensidad del sonido. Se utiliza esta escala logarítmica porque la sensibilidad que presenta el oído humano a las variaciones de intensidad sonora sigue una escala aproximadamente logarítmica, no lineal.

Efectos que produce el ruido en la salud de las personas.

*Las personas acostumbradas a estar en ambientes ruidosos, como los efectos negativos no se muestran inmediatamente, no les prestan la atención necesaria. El ruido es todo sonido no agradable, no deseado o molesto al que se ve sometida una persona.

*En general, dentro de los efectos adversos del ruido pueden incluirse: cefalea, dificultad para la comunicación oral y disminución de la capacidad auditiva.
La teoría de la comunicación y la semiología afirma que el ruido es una interferencia que afecta al proceso comunicativo.

*Escuchar música a alto volumen incrementa los riegos de quedar sordos a una edad prematura, así como también propicia la falta de concentración.

*Algunos de los problemas relacionados con la larga exposición a un alto nivel de decibelios son la discapacidad auditiva, la hipertensión, la cardiopatía isquémica, el estrés, las alteraciones del comportamiento, la alteración del sueño o la disminución del rendimiento escolar. La mayoría fueron identificados en la década de 1960.

*En adición al ruido generado por negocios de expendio de bebidas alcohólicas, el uso de fuegos artificiales y de potentes petardos que explosionan en distintos sectores de las ciudades durante las festividades navideñas y de Año Nuevo, aumenta el nivel de ruidos.

*Las causas más comunes de pérdida de audición o hipoacusia son el ruido excesivo y la edad. Sin embargo, en ambos casos dan lugar a la muerte o daño de las células pilosas del oído interno. Muchas personas también sufren alteraciones de audición causadas por estas enfermedades.

*Los ruidos provocan dificultades para conciliar el sueño de las personas y lo alteran cuando duermen. Además, produce alteraciones en la conducta humana.


COMENTARIOS