En velatorio de contralmirante desconocidos roban a vehículos

A los asaltantes no les importó la presencia de militares.

Ni siquiera los velatorios escapan de los asaltantes, pues la tarde del miércoles, mientras eran velados los restos del contralmirante retirado Arístides García Berroa, desconocidos forzaron las cerraduras de seis vehículos de donde se llevaron armas, dinero y equipos fotográficos.
La acción ocurrió en la calle Palo Hincado del municipio de Miches, provincia El Seibo, en las cercanías de la funeraria donde eran velados los restos de García Berroa.
Los afectados por la acción delincuencial asistían al velatorio, entre estos Florentino Durán, corresponsal del Listín Diario, a quien le robaron una cámara fotográfica marca Cannon.
Durán, quien ofreció los detalles del hecho, afirmó que por lo menos a seis vehículos les forzaron las cerraduras laterales.
De acuerdo con su relato, al cuartel policial de Miches fueron llegando denuncias de los afectados.
Ángel García Berroa, hermano del fallecido, al expresar su indignación, confirmó que los asaltantes cargaron con tres armas de fuego.
Otra de las afectadas fue Teresa Hero, quien explicó que encontró su vehículo con el llavín forzado. Del automóvil se llevaron 10,000 pesos que tenía en su cartera.
Los robos fueron cometidos, momentos antes de que saliera el féretro hacia la iglesia parroquial, pasadas las 2:00 de la tarde, donde se le realizó una misa de cuerpo presente al alto oficial, que también recibió salvas y los honores de estilo por parte de un batallón de la Marina de Guerra.
Los propietarios que mostraban su solidaridad con los familiares del fallecido, se fueron dando cuenta de los robos al dirigirse hacia sus vehículos.
Como dato curioso cabe destacar que los robos ocurrieron en momentos en que circulaban por el lugar, decenas de clases y oficiales uniformados, que formaban parte de los honores que se les realizaban al contralmirante retirado, le conocían o habían sido sus alumnos o subalternos en la Marina de Guerra.
También estaban en el área, oficiales de otros cuerpos castrenses, lo cual implicaba un mayor riesgo para los ‘descuiditas’ que desafiaron la escena, al parecer como parte de una banda.
El encargado del Departamento de Robos de la dotación de Miches, el teniente Quezada, se mostró muy atento con los afectados. Asimismo, el jefe del comando regional Este de la Policía, general Manuel Rodríguez Miranda, dispuso una profunda investigación.