“Jack El Destripador” continuará purgando su pena en cárcel

Luis Alberto Cabrera Jiménez

Por entender que el tiempo que tiene en la cárcel no es suficiente para poder resarcir el daño hecho a la sociedad con los delitos penales que cometió, la jueza interina de Ejecución de la Pena de San Cristóbal, Katherine Rubio Matos le rechazó ayer a Luis Alberto Cabrera Jiménez, mejor conocido como Jack “El Destripador”, su solicitud de libertad condicional.

Cabrera Jiménez fue condenado a 30 años de prisión en febrero del 2005 (hacen 12 años), tras ser hallado culpable del asesinato de tres mujeres y de agredir sexual y también físicamente a otras tres, dejándoles lesiones permanentes en sus cuerpos.

Además de los 30 años de prisión, la jueza de la Séptima Sala Penal del Distrito Nacional, Nancy Joaquín Guzmán, impuso el pago de una indemnización de RD$6 millones.

Según destaca el expediente acusatorio, el condenado se hacía pasar por taxista para atrapar a sus víctimas María Mercedes Doñé Brito, Mireya García de la Rosa y Brenny Anaica Féliz Cuello, las asesinadas; y a las otras tres abusadas, que pudieron sobrevivir a sus ataques.

Un hombre acusado de violar a seis mujeres, tres de las cuales fueron asesinadas posteriormente, fue sentenciado a 30 años de prisión. Luis Alberto Cabrera Jiménez, alias “Jack El Destripador”, fue hallado culpable de violación, asociación de malhechores, asesinatos y porte ilegal de armas.

La jueza de la Séptima Sala Penal del Distrito Nacional, Nancy Joaquín Guzmán, impuso la pena máxima al procesado y una indemnización de RD$6 millones. La magistrada acogió el dictamen de la fiscal adjunta, Ramona Nova.

Según el expediente, Cabrera Jiménez se hacía pasar por taxista para atrapar a sus víctimas. Agrega que el mismo violó y asesinó a María Mercedes Doñé Brito, Mireya García de la Rosa y Brenny Anaica Féliz Cuello. Otras tres abusadas pudieron sobrevivir a las lesiones del imputado.

Ayer, la jueza Rubio dispuso que el imputado continúe en el Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo-Hombres, hasta que cumpla la totalidad de la pena que le fue impuesta.