El exquisito calamar: tres fáciles recetas

Los calamares son una rica fuente de nutrientes, ideales para el organismo

¡Mmm! ¿Quién no cae con “la boca hecha agua” ante unos crujientes aros de calamar fritos, un calamar al ajillo, o unos calamares rellenos?
Este molusco marino es una de las exquisiteces de la gastronomía de la que muchas veces no se disfruta de manera casera por la idea de que conlleva mucha dedicación y tiempo, pero aquí le indicaremos tres fáciles recetas que podrá preparar en su hogar para usted, su familia o cuando reciba invitados.
Además del alto contenido de vitaminas y minerales que contiene este marisco, son diversas las recetas que se pueden disfrutar a base de calamar y entre las especies marinas no es uno de los más costosos en el mercado.
El calamar. Aparte de ser rico al paladar, otra de las razones por qué consumirlo es su diversidad de nutrientes, entre los están las vitaminas A, B12, C, E, así como ácido fólico, hierro, potasio, cinc, fósforo, manganeso, magnesio, yodo y cloro, todos importantes para las energías que demanda el organismo.

 

Recetas

Calamares rellenos de carne

6 calamares frescos de tamaño mediano
400 gramos de carne picada de cerdo
1 cebolla
3 dientes de ajo
200 gramos de tomate triturado natural
Medio vaso de vino blanco
Pan rallado
Harina
Sal al gusto
Aceite de oliva virgen extra
Perejil fresco recién picado
Pimienta negra recién molida
Preparación. Limpiar bien los calamares, eliminar las fibras transparentes y la tela blanquecina del interior. Cuando estén bien limpios, cortar las aletas y los tentáculos y reservar. Pelar la cebolla y partirla en dos mitades. Picar una de las mitades de cebolla y acompañarla del ajo picado en una sartén con un poco de aceite de oliva. Pochar, y cuando esté pochada, añadir la carne picada, un poco de perejil picado, salpimentar al gusto y dejar cocer a fuego medio durante unos 8 minutos removiendo de vez en cuando para que no se pegue. Cuando la carne haya cogido color, rehogar los tentáculos y las aletas, cortarlos y agregar a la carne junto con una cucharada de pan rallado para que se mezcle bien y se adhiera mejor dentro de los calamares. Cuando todo esté cocinado, retirar la sartén del fuego e ir rellenando los calamares con una cuchara, sin llenarlos hasta arriba, así resultará más fácil cerrarlos con un palillo de dientes. Posteriormente, rebozar los calamares en harina y freír en aceite bien caliente hasta que adquieran un color dorado. Cuando estén bien fritos sacar y reservar en una bandeja con un papel absorbente. Freír el otro diente de ajo picado y la otra mitad de cebolla, agregar el vino, el tomate triturado y un poco de agua. Dejar cocinar durante 5 minutos removiendo de vez en cuando y al final echar por encima de los calamares, dejar unos minutos para que se impregnen de los sabores y listo.

Calamares rellenos en salsa de tomate

5 calamares limpios en rodajas finas
250 gramos de gambas cocidas, peladas
2 vieiras, picadas
25 gramos de queso parmesano rallado finamente
1 diente de ajo picado
1 cucharada de perejil finamente picado
1 pizca de cayena
Sal y pimienta recién molida
Para la salsa de tomate:
1 cebolla pequeña finamente picada
3 o 4 tomates pelados y picados finamente
1 diente de ajo, picado
1/2 cucharada de azúcar
Aceite de oliva
Sal y pimienta recién molida
Preparación. Para hacer el relleno: Cortar las gambas y las vieiras bien finas. Incorporar el calamar en rodajas y el ajo, picar todo en una cortadora hasta formar una pasta gruesa. Añadir el queso parmesano, el perejil, la cayena, sal y pimienta y mezclamos todo. Hacer una especie de hamburguesa con la masa y ponerlas en la sartén durante unos pocos minutos por ambos lados. Rellenar los calamares con la masa y sellar con un palillo para que no se salga el relleno. Para la salsa de tomate: Hacer un corte en la base de cada tomate en forma de X, escaldar los tomates en agua hirviendo durante un minuto y ponerlos en un baño de hielo. Dejar que se enfríen y después retirar la piel. Picar los tomates finamente, calentar el aceite en una sartén y añadir la cebolla finamente picada y sofreír durante 5 minutos hasta que estén blandas. Por otro lado, picar el ajo y agregar al sofrito por un minuto más. Incorporar los tomates y el azúcar, sazonar con sal, la pimienta y dejar cocer durante diez minutos a fuego medio. Poner los calamares rellenos sobre el tomate, tapar y dejar que se cuezan durante veinte minutos más. Cortar los calamares en rodajas sobre una cama de salsa de tomate, espolvorear con perejil finamente picado y queso parmesano y ya.

Calamares rellenos con salsa de almendra

4 calamares frescos y limpios.
400 gramos de carne picada de carne de cerdo
100 mililitros de vino blanco
1 cebolla
6 dientes de ajo
1 huevo
Varias rebajadas de pan duro
Aceite de oliva
100 gramos de almendras
Perejil en rama
Pimienta negra recién molida
1/2 pastilla de concentrado de pollo
Colorante
Preparación. Limpiar los calamares, por fuera y por dentro. Cortar las aletas y los tentáculos y ponerlos en un bol. Incorporar en ese mismo bol la carne picada, el perejil picado, los dos dientes de ajo picados, el huevo batido y salpimentar al gusto. Mezclar bien todos los ingredientes hasta conseguir una masa uniforme, y con ella y la ayuda de una cuchara, rellenar los calamares, pero sin rebosar. Cuando todos estén rellenos, cerrarlos con un palillo de madera. En una cazuela, echar aceite y poner a fuego medio y dorar los calamares; cuando estén, reservarlos en un plato con papel absorbente. En el mismo aceite, pochar la cebolla y el ajo bien picados y echar un poco de sal, añadir el pan y las almendras y rehogar todo. Posteriormente, sacar toda la mezcla, ponerla en la batidora y añadir el caldo concentrado, el vino blanco, un ajo y pimienta negra. Cuando se haya conseguido una salsa uniforme, echarla en una cazuela con los calamares. Añadir un vaso de agua y cocinar por unos 15 minutos con la cazuela tapada. Una vez finalice la cocción, poner los calamares en una bandeja, quitar los palillos, y con una cuchara, rociar con la salsa.