Empresa turca proyecta producir en RD 15 toneladas de pescados para exportación

Algunos de los estanques de producción de pescados que, mar adentro, están en Salinas, Baní

La famosa empresa pesquera turca Kiliç Holding trabaja para la producción masiva de peces en la República, país que siempre ha vivido de espaldas al mar, con miras a la exportación a mercados de gran consumo como los Estados Unidos y Canadá.
Aunque la empresa lleva dos años en la República Dominicana es para finales de este año cuando tiene planeado hacer la primera exportación hacia los mercados del Norte de América.
Chousein Nouredin Oglou, gerente general de Kiliç Holding en la República Dominicana, indica que la proyección de producción de la empresa en República Dominicana es de aproximadamente 15 mil toneladas de peces, en cinco o diez años.

Actualmente, indica, produce tres tipos de pescados en jaulas dentro del mar: sea bass, sean bream y cobia.
Explica que su finalidad es producir para los mercados ya citados, ya que lamentablemente el consumo de pescados en la RD es muy bajo, aunque se propone desarrollar una agresiva campaña de mercadeo y publicidad para motivar a los dominicanos a consumir la especie marina.
Señala que el mercado turístico del país no es suficiente, de ahí que piensa en un mercado más amplio, por lo que los dominicanos deben hacer conciencia de que el consumo de pescado es más saludable.
Destaca que Estados Unidos y Canadá están al tanto de los beneficios y lo saludable que es consumir los productos del mar, razón por la que la empresa envía a esos mercados, desde su matriz en Turquía, gran parte de su producción.
La distancia entre Estados Unidos y Turquía, precisa, es el principal obstáculo para la exportación al mercado norteamericano, ya que un vuelo tarda hasta 18 horas.
Ventajas de RD. De ahí, afirma, la ventaja que ofrece República Dominicana para producir y exportar las mercancías hacia los destinos señalados, tanto por aire como por mar, ya que en apenas cuatro horas estarían en el mercado estadounidense.
Con ese fin, dice, se hacen algunas modificaciones en la estación de empacamiento y se toman medidas con respecto a las regulaciones de control aéreo que impone la FDA de los Estados Unidos.
Trabaja, además, para construir una gran estación de empacamiento en Santo Domingo para la producción pesquera, tanto para el consumo local como para la exportación.

Riesgos. Nouredin sostiene que la empresa quiere hacer toda la producción en el país pero se necesitan genitores (padres) que están en Turquía y que sale muy costoso traerlos a la República Dominicana.
Además, explica, es muy riesgoso porque no sabe cómo va a responder la especie en el ambiente dominicano, por lo que habría que esperar un buen tiempo para probar. Entre los riesgos que hay en el país citó las intensas corrientes marinas, las enfermedades, la contaminación de las aguas por desechos sólidos que llegan al mar a través de los ríos, así como los piratas. Explica que los derramamientos de aceite, truenos, algas, plásticos y la basura en general impiden la producción de peces con un fin comercial.
Señala que ocho contenedores con alimentos y equipos para producción tardaron en ser retirados del puerto por el paro de los camioneros, lo que puso en riesgo la existencia de la empresa en el país.