Una persona detenida por la Policía tras el tiroteo en periódico en EE.UU.

Agente EEUU

Washington.-Una persona está bajo custodia de la policía por el tiroteo con sun saldo de cinco muertos y varios heridos registrado en la redacción del periódico Capital Gazette, en Annapolis (Maryland), anunciaron hoy las autoridades locales.

“Hay cinco muertos y sabemos que hay varias personas gravemente heridas”, señalaron las autoridades durante una breve rueda de prensa celebrada a los pocos minutos del suceso.

“El sospechoso todavía está siendo interrogado por los detectives”, dijo en declaraciones a la prensa el teniente Ryan Frashure, miembro de la policía del Condado de Anne Arundel.

Un presunto testigo del tiroteo afirmó que en el suceso se produjeron “algunos” muertos, si bien después aclaró que no quiere “dar a nadie por muerto”.

“Un único tirador disparó a varias personas en mi oficina, algunos de los cuales están muertos”, escribió en un primer momento el periodista de ese diario Phil Davis en su cuenta de Twitter. Apenas cuatro minutos después, Davis matizó sus palabras en un segundo mensaje en el que contó que, a pesar de que la situación “es mala”, no quería aún “dar a nadie por muerto”.

Según el periodista, especializado en sucesos, los disparos procedían de fuera de la oficina y atravesaron la puerta de cristal hiriendo a “varios empleados” de este diario local con sede en la localidad de Annapolis.

“No hay nada más aterrador que escuchar a varias personas ser tiroteadas mientras tú permaneces agazapado bajo tu escritorio y escuchas al tirador volver a cargar el arma”, describió Davis, quien, según dijo, aguardaba en estos momentos a ser interrogado por las autoridades.

El Departamento de Policía de Anne Arundel, el condado donde se encuentra Annapolis, confirmó que la situación del tiroteo está aún “activa” y que se han registrado varios heridos, e informó de que las investigaciones apuntan a que el ataque fue llevado a cabo por un único sospechoso, como apuntaba el periodista.

También a través de Twitter, el gobernador de Maryland, Larry Hogan, dijo estar “absolutamente devastado” por lo ocurrido y pidió a la población que se aleje de la zona y que obedezca todas las indicaciones de la fuerzas de seguridad que están participando en la investigación.