Gobierno español cargará reforma a banca y tecnología

2D_Economía_10_3,p01

El Gobierno español se propone revolucionar el panorama fiscal de las empresas con nuevos impuestos sobre la banca y las tecnológicas, así como una revisión de las deducciones que se aplican las empresas para pagar menos tributos.
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, esbozó las que serán las líneas maestras del plan tributario de los socialistas de cara a 2019.

Además de nuevas figuras, se tomarán medidas para que el tipo efectivo en el impuesto de Sociedades, lo que se paga realmente tras deducciones y que ahora está en el 12%, se eleve al mínimo del 15%; se fomentará la igualdad en las empresas con nuevas deducciones para aquellas que apuesten por una equiparación entre hombres y mujeres; y se tasarán los productos contaminantes.
La idea del gobierno español es mejorar los ingresos tributarios para sanear las cuentas públicas de cara a aumentar el gasto social y garantizar prestaciones.
Todas las medidas señaladas, que afectarían a las empresas y no a las personas, ya que se descarta subir el IRPF, entrarían en vigor en enero de 2019 y acompañarían a unos nuevos Presupuestos.

“No se trata de subir los impuestos a los ciudadanos, sino de crear espacios fiscales nuevos para el siglo XXI”, resumió Montero. Esa nueva fiscalidad debe dar respuesta a los retos de la tecnología, la globalización y la economía colaborativa, dijo.
La idea del Gobierno es empezar a tramitar estos impuestos cuanto antes para que puedan entrar en vigor “lo más próximo posible” al inicio de 2019. Llevarán al Congreso ‘tasa Google.