La deuda española alcanzó su máximo histórico

(FILES) Picture taken on December, 18 2003 in Paris showing Euro bank notes. The euro plunged to its lowest level since April 2006 in volatile Tokyo trade on May 17, 2010 as persistent fears over eurozone debt continued to hammer the single currency and regional stock markets. AFP PHOTO PHILIPPE DESMAZES

La deuda del Estado español marcó en junio su máximo histórico con 1.019.337 millones de euros, tras aumentar en 9.997 millones con respecto a mayo, cuando alcanzó 1.009.340 millones de euros.
Con respecto a junio de 2017, la deuda estatal ha aumentado en 43.055 millones, un 4,4%, según los datos actualizados ayer por el Banco de España.
En lo que va de año el endeudamiento ha crecido en 22.856 millones, un 2,3% respecto a diciembre de 2017.
La mayor parte de la deuda, 881.917 millones de euros, se concentra en valores a largo plazo, que incluyen las letras del Tesoro emitidas a más de un año.
El resto se reparte entre deuda a corto plazo (69.376 millones) y otros instrumentos (68.044 millones).
Por otra parte, ayer el Banco de España ha publicado también la balanza por cuenta corriente que alcanzó un déficit acumulado de 400 millones de euros hasta mayo, frente al superávit de 3.700 millones de euros registrado en el mismo periodo del año pasado.
Esta evolución está marcada por el descenso del superávit de los bienes y servicios, así como por el incremento del déficit de las rentas primaria y secundaria.
En el caso de los bienes y servicios, en los cinco primeros meses del año el superávit alcanzó los 6.700, frente a los 9.900 millones del año pasado, es decir, 3.200 millones menos.
Dentro de los bienes y servicios, el turismo y los viajes tuvieron un impacto positivo, ya que sumaron 13.400 millones de euros, 300 millones por encima de la cifra del año pasado, cuando era de 13.100 millones.
Las rentas primaria y secundaria (rentas del trabajo, de la inversión, impuestos, cotizaciones, prestaciones sociales y trasferencias corrientes) registraron un déficit de 7.100 millones de euros, 1.000 millones más que en el mismo periodo del año anterior.
En total, el déficit por cuenta corriente sumado al saldo positivo de la cuenta de capital (800 millones) arrojó un superávit de 400 millones, frente a los 4.400 millones de euros acumulados entre enero y mayo de 2017.


COMENTARIOS