Qué se dice: Operativos policiales.-

La Policía Nacional anunció ayer que en operativos preventivos realizados entre los días 8 y 15 de este mes  apresó a más de treinta personas requeridas por la justicia, ocupó 49 armas de fuego ilegales, 968 armas punzo cortantes,  centenares de porciones de drogas, dos balanzas para pesarlas y 18 hookahs. También informó la  retención de 20,782 motocicletas sin documentos, a cuyos propietarios  acompañamos desde aquí en sus sentimientos debido a  la lucha que tendrán que coger para recuperarlas, así como 52 bocinas, 32 vehículos que tocaban música muy alta y diez plantas eléctricas que provocaban demasiado ruido. ¿Quién se atreve a decir, después de leer esa información en un periódico, que la Policía no está en lo suyo? A quien  les escribe no se le ocurriría, más que nada por respeto a un trabajo difícil, mal remunerado y peor valorado, como tampoco se me ocurriría criticar su política comunicacional, dizque en manos de unos asesores colombianos que se la están comiendo (No me pregunten qué). Pero antes de los aplausos y el reconocimiento al esfuerzo realizado debo decir que llama mi atención un dato contenido en esa información: los más de 30 prófugos de la justicia apresados en tan solo 8 días. El dato, insisto, inquieta y preocupa, sobre todo cuando se le da mente, y a mi particular modo de pensar pueden estar ocurriendo tres cosas que lo expliquen o justifiquen: que la unidad de inteligencia delictiva de  “nuestra Policía” es una de las mejores del mundo, que hay tantos ciudadanos requeridos por la justicia que andan sueltos   por ahí que deberían dispararse todas nuestras    alarmas, o que simplemente la institución está exagerando un poco, por no decir a  la franca que miente descaradamente. ¿Usted qué opina?