7 días de cine
Casados y acosadas, primeros
estrenos del cine en el nuevo año

http://hoy.com.do/image/article/154/460x390/0/301FBB4D-7B1E-43B7-80AC-4CCB4D8F9CE3.jpeg

Mientras en Hollywood continúa la huelga de guionistas y se suspenden ceremonias como la de los Globos de Oro, nosotros empezamos a recibir los primeros estrenos del 2008.

Esta semana son dos.

Uno de ellos es una nueva versión de “The Heartbreak Kid” que ahora protagoniza Ben Stiller bajo la dirección de los hermanos Farrelly, los hijos de aquella Susan Kohner recordada por ser la muchacha blanca que llevaba sangre negra en el melodrama cumbre de Sirk, “Imitación a la vida”.

El otro, una variante más del esquema tradicional de perseguidor y perseguido, del “cat and mouse”, de película de sobresalto para que el espectador ingenuo salte en la butaca bajo los efectos de la sangre y la música efectista.

Su título original resulta ser “P2” (bastante escatológico en castellano) y, en Latinoamérica se le ha agregado como subtítulo aquello de “El nivel del pánico”.

Casados

A principios de los setenta y en el desaparecido cine Triple, del Malecón, vimos una agradabilísima comedia, un tanto amarga en ocasiones, que había sido escrita por Neil Simon y estaba dirigida por Elaine May.

Su título en castellano era “Un cambio de planes” tal y como se llamaba la historia original que, al pasar al cine se convirtió en “The Heartbreak Kid”.

La interpretaban James Brolin, Cybill Shepherd y Jeanne Berlin que resultaba ser la hija de la directora, y cuya actuación fue premiada con una nominación al Oscar.

Se trataba de una trama que volvía a lidiar con el típico triángulo amoroso, pero con una ligera variante que la hacía original, ya que era en plena luna de miel cuando el protagonista conocía a la otra mujer, una Cybill Shepherd en el apogeo de su belleza, a quien no sólo le esperaban sus años de éxito televisivo con “Luz de luna” sino también su posición de musa de Peter Bogdanovich.

El adulterio, de por sí, ha hecho gastar mucho celuloide a los cineastas, y parece un tema inagotable aunque el melodrama no esté precisamente de moda en la pantalla grande.

El esquema tradicional del marido que traiciona a la mujer con otra ha sido modificado hasta lo inaudito.

Hemos tenido así al hombre que traiciona a la mujer por otro hombre (“Making Love”, “Segunda piel”).

Hemos visto también situaciones incestuosas como la de “Soplo al corazón”, de Louis Malle, donde la madre traicionaba al marido con su propio hijo o aquellas otras en la que la mujer se acostaba con el suegro como la Jane Fonda de “La presa erótica” o la Juliette Binoche de “Damage”.

Pudiéramos presentarles situaciones más inverosímiles:

1)-  El hombre deja a la mujer bella por una amante fea (“Dios los cría…”).

2)-La mujer deja al hombre por un perro (“La criatura”).

3)- El hombre se enamora de una muñeca de látex (“Tamaño natural”).

Pero siempre será más hermoso pensar en el amor imposible tradicional.

En aquel que sentía Yuri Zhivago por Lara  con la bellísima y melosa música de Maurice Jarre de fondo.

Acosadas

La heroína corre y corre perseguida por el asesino.

Puede tener el rostro de Jaime Lee Curtis y puede que estemos celebrando Halloween aunque la celebración puede cambiarse por las navidades, ya que en Nochebuena y con un asesino atrás pueden complicarse aún más las cosas.

Antes de Jaime Lee, otras corrieron.

Si tenemos que mencionarles a nuestra favorita, digamos que fue la Audrey Hepburn, de noche y por aquellos soportales de París, no sabiendo si creerle a Cary Grant, como le dictaba su corazón, o a George Kennedy, como le sugería su cerebro.

El cine, ese cine que ha estado plagado de “Martes 13”, ha abusado de la situación. De eso no nos cabe la menor duda, pero ese mismo cine a veces nos depara sorpresas, algunas tan gratificantes como el estreno de “P2: el nivel del pánico” que nos ha cogido desprevenidos y es una modesta y estupenda muestra de cine de terror.

Mientras la van a ver piensen en muchas heroínas perseguidas, en Julia Roberts escapando de su marido, que era a la vez su enemigo, en Ashley Judo, en Jennifer López, en Charlize Theron y otra vez en la misma Audrey, cuando esperaba en la oscuridad a que el canalla de Alan Arkin viniera  por ella.

LA MUJER DE MIS PESADILLAS

 (Título original: The Heartbreak Kid, Dir: Peter y Bobby Farrelly, Int: Ben Stiller, Jerry Stiller, Michelle Monaghan, Carlos Mencía, Rob Criddry).

Es un crimen tomar una buena historia que una vez fuera una muy buena película, para convertirla en una sarta de chistes  de mal gusto.

Pero los Farrelly piensan que toda la vida pueden ser niños malcriados y terribles.

Que les aproveche esta cinta a los cultores del mal gusto.

Lástima que estos hermanitos sepan hacer cine y que algunas actuaciones sobrepasen lo correcto.

Calificación: 2 (Regular)

P2: “EL NIVEL DEL PáNICO”

(Título original: “P2”, Dir: Franck Khalfoun, Int: Wes Bentley, Rachel Nichols, Miranda Edwards, Jaime Jones, Simon Reynolds)

Sobre dos personajes recae casi todo el peso interpretativo de esta sorprendente película de “suspense” que nos mantiene al filo de la butaca durante toda la proyección.

Un “¡Bravo!” para su director e intérpretes y para todos los responsables, hasta el perro, de haber conseguido una atmósfera realmente inquietante a base de iluminación, fotografía, música, guión, edición y locaciones.

No se la pierdan.

Calificación: 4 (Muy buena)