75% de los vehículos turísticos tienen sus licencias vencidas

8D_El País_19_1,p01

El presidente nacional de la Asociación de Tour Operadores de Turismo Receptivo (Opetur), Michel Musa Banks, denunció ayer que el 70% de los transportistas locales que trasladan turistas están rodando sus unidades con licencias que han caducado, por lo que no cumplen con los requisitos establecidos por ley para movilizar a los visitantes por el territorio nacional.
“Pedimos a Dios que no permita que ocurra un accidente a uno de estos autobuses, ya que sus seguros internacionales no son válidos cuando estas licencias no están activas”.
Tras indicar que los vehículos deben tener las licencias activas del Instituto Nacional de Movilidad de Tránsito Terrestre (Intrant), señaló que la mayoría de estos autobuses turísticos entraron en caducidad en el momento que se aprobó la Ley 63-17 que quitó el control del transporte turístico al Ministerio de Turismo para pasarlo al Intrant, un organismo que ahora mismo no está expidiendo licencias a los dueños de estas unidades.

Denunció que por culpa del Intrant “nuestros touroperadores pueden ser objeto de demandas millonarias si uno de sus autobuses sufre un accidente y resultan muertos o heridos algunos turistas, situación que llevará a los asociados a la quiebra total”.
Musa Banks declaró que el Intrant no ha iniciado el proceso de certificación y renovación de las licencias a los transportistas turísticos y esta deficiencia puede provocar que ocurran accidentes viales, lo que conllevará a que las aseguradoras internacionales “no cubran los daños sufridos por los visitantes extranjeros envueltos en cualquier de estos sucesos”.
Consideró que cuando se aprobó la Ley 63-17 se cometió el error de quitar al Ministerio de Turismo la facultad de seguir controlando el transporte turístico y se le pasó esa responsabilidad al Intrant, entidad que no acaba de aprobar y poner en vigencia el reglamento que rige este sector.
Turismo. El Ministerio de Turismo prohibió que los vehículos que ofrecen servicio a los turistas operen por más de cinco años para asegurarse que estén en óptimas condiciones y tengan el instrumental que garantice la seguridad de sus pasajeros.


COMENTARIOS