¿A dónde crees que vas, coche autónomo?

Uber ha realizó prueba fallida.

Hace unas semanas circuló un video de un grupo de personas viajando en autos que no requerían un conductor. Jugaban con sus teléfonos y uno hasta tomó una siesta. El mensaje: los vehículos autónomos son tan seguros que son aburridos.
Ahora, una tragedia puede retrasar los esfuerzos de la industria hacia la comercialización de esa tecnología. Un auto de prueba de Uber mató el 18 de marzo a un peatón en Tempe, Arizona, lo que provocó investigaciones por parte de los reguladores y una reacción violenta por parte de algunos defensores de la seguridad del consumidor.

“Pondrá la confianza del consumidor a la tecnología años atrás, si no es que décadas”, dijo Jason Levine, director ejecutivo del Centro para la Seguridad Automotriz, un grupo de defensa de los consumidores con sede en Washington. “Tenemos que reducir la velocidad”. La fatalidad, la primera conocida que involucra un vehículo de prueba autónomo y un peatón, llega en una coyuntura crítica para la naciente industria. Empresas como Alphabet, General Motors Co., Uber y Tesla están invirtiendo miles de millones de dólares para desarrollar la tecnología. Las pruebas en vías públicas en su mayoría habían demostrado estar libres de problemas y no se descubrió que los únicos choques importantes fueran culpa de la tecnología.

Aun así, a medida que los vehículos autónomos se prueban cada vez más en entornos urbanos complejos, aumentan las posibilidades de un incidente fatal. Los líderes de Alphabet han expresado por años su inquietud por el hecho de que una muerte por un choque o pruebas imprudentes en un camino público podría desatar reglas autoritarias.

En mayo de 2016, Joshua Brown, el conductor de un Tesla Model S que tenía piloto automático, se estrelló contra un camión en una autopista de Florida y murió. Teniendo consecuencias para la compañía.

Sin embargo, los defensores de la nueva tecnología argumentan que los sistemas de manejo sin conductor pueden salvar vidas al estar más alertas y capacitados que los conductores humanos y liberándolos de todo control de los vehículos.


COMENTARIOS