A horas de acabar el 2017, Odebrecht vuelve a causar gran revuelo

Keiko Fujimori
Keiko Fujimori

Para los dominicanos y dominicanas, Odebrecht fue una de las palabras más importantes del año porque implicó el más grande escándalo de corrupción en la historia por el que están siendo imputados dirigentes de los principales partidos políticos y también empresarios.

Pero, a horas de acabar el 2017, Odebrecht vuelve a causar gran revuelo, en esta ocasión en Perú donde  la líder del partido Fuerza Popular, Keiko Fujimori, afirmó hoy que el brasileño Marcelo Odebrecht “especula” cuando en noviembre pasado declaró a un equipo de fiscales peruanos que su empresa colaboró en la financiación de su campaña electoral.

“Marcelo Odebrecht en mi caso especula, muestra intenciones, pero no hechos. No me conoce, ni me dio dinero”, señaló Fujimori en un mensaje publicado en su cuenta en la red social Twitter con el lema “Que no te confundan”.   La hija mayor del indultado expresidente Alberto Fujimori agregó que en las declaraciones de Odebrecht “ante la pregunta- ¿sabe si el pago fue realizado a ella? respondió contundente- no”.

Afirmación de  Odebrecht. La empresa Odebrecht declaró que “con certeza” su empresa apoyó a políticos peruanos como Keiko Fujimori, Alan García, Alejandro Toledo y Ollanta Humala, según reveló hoy el portal de investigación periodística IDL-Reporteros, que publicó por primera vez el audio y la transcripción de la declaración.

Marcelo Odebrecht

Marcelo Odebrecht

Al referirse a Fujimori, Odebrecht sostuvo que le dijo a su entonces representante en Perú, Jorge Barata, “que apoye más a Keiko para hacer el mismo proceso de Venezuela”.   “Y puse lo de Venezuela (como ejemplo), porque nosotros hacíamos eso en Venezuela. La manera de evitar a la oposición, era justamente atender sus necesidades en campaña. Entonces fue ese tipo de conversación”, acotó.   Keiko rechazó en los últimos meses haber recibido una financiación de Odebrecht después de que se revelara que existía una anotación del empresario que decía “Aumentar Keiko 500″.

Odebrecht sostuvo en su declaración que nunca llegó a encontrarse con la entonces candidata y aunque dijo que Barata tiene la información sobre si se entregó la financiación considera que “es casi seguro” que hubo una “contribución a su campaña y al partido”, y que su anotación se refería “con seguridad” a 500.000 dólares.

Tras publicarse sus declaraciones, legisladores del partido Fuerza Popular utilizaron Twitter para responsabilizar a la Fiscalía por la supuesta filtración y exigir que se haga público el contenido oficial de la declaración.   En Perú, el caso Odebrecht sigue el rastro de los millonarios sobornos que la compañía admitió ante la Justicia estadounidense haber pagado a funcionarios a cambio de adjudicarse grandes obras entre 2005 y 2014.

Este período abarca los gobiernos de Alejandro Toledo (2001-2006), con orden de captura por supuestamente haber recibido un soborno de 20 millones de dólares; y Alan García (2006-2011), incluido en las investigaciones preliminares por sobornos para la construcción del metro de Lima.   También el régimen de Ollanta Humala (2011-2016), quien ha sido encarcelado mientras se le investiga por la presunta financiación irregular de sus campañas electorales.


COMENTARIOS