Odebrecht indemniza a Perú con 4.5 millones dólares por sobornos en carretera

AFP
AFP

Lima.- La constructora brasileña Odebrecht indemnizó con 15,2 millones de soles (unos 4,5 millones de dólares) al Estado peruano por los sobornos que pagó para adjudicarse la construcción de una carretera en la región de Áncash, anunció el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos en un comunicado.

La Procuraduría Pública Especializada en Delitos de Corrupción, adscrita al Ministerio de Justicia, hizo efectivo el cobro desde las cuentas corrientes del “Fideicomiso de Retención y Reparación (FIRR)”, fondos provenientes de operaciones de las empresas del Grupo Odebrecht.

El pago se realizó en mérito a la sentencia de colaboración eficaz (delación premiada) 03-2017 que emitió la Sala Penal de Apelaciones Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios. La colaboración eficaz se realizó en el marco del caso “La Centralita”, la red de corrupción liderada por el exgobernador regional César Álvarez en la que se espiaba y atentaba contra opositores políticos.

La Procuraduría alcanzó un acuerdo con los representantes de la constructora brasileña respetando el marco normativo vigente y dejando a salvo el derecho del Estado de perseguir el pago de la reparación civil que corresponda respecto de los demás imputados en el denominado caso “La Centralita”.

De acuerdo a la investigación fiscal y al aporte de la colaboración eficaz, Odebrecht hizo pagos ilícitos a cambio de que se le adjudique la construcción de la carretera Callejón de Huaylas – Chacas – San Luis. Para ello realizaron actos de lavado de activos en los que participaron representantes de la compañía brasileña y funcionarios del gobierno regional de Áncash, entonces presidido por el procesado César Álvarez.

Odebrecht es protagonista del mayor escándalo de corrupción de Latinoamérica al haber pagado sobornos en al menos una docena de países. En Perú el caso comprende los sobornos pagados entre 2005 y 2014 para adjudicarse millonarios contratos en obras públicas y la presunta financiación irregular de las campañas electorales de los principales candidatos a la Presidencia de Perú.