A prisión dominicana mató niño en España

A1

Un juez español decretó ayer el ingreso en prisión comunicada y sin fianza de la dominicana Ana Julia Quezada, autora confesa de la muerte del niño Gabriel Cruz, por los presuntos delitos de asesinato, detención ilegal y contra la integridad moral.
Previamente, el ministerio fiscal había solicitado prisión para la detenida por los delitos de asesinato con alevosía y detención ilegal, informaron fuentes jurídicas.
Quezada volvió a declarar ayer en los juzgados de Almería (sureste español) cerca de una hora, después de que el juez que instruye su causa prorrogara su detención.
Al finalizar la declaración, la Fiscalía solicitó su ingreso en prisión, medida que el magistrado ordenó al considerarla necesaria por la gravedad del delito, la posibilidad de eliminación de pruebas y el riesgo de fuga. La causa en la que se investiga la muerte del menor continúa bajo secreto de sumario.
La Guardia Civil española considera que Quezada es desde el “punto de vista policial” una persona de una “frialdad máxima” que mantiene una “falta de empatía hacia otras personas” y “egocéntrica”.
Así la definieron hoy los agentes que informaron en rueda de prensa sobre la investigación de este caso, que ha conmocionado a la sociedad española.
Quezada, confesó que mató al niño, después de que fuera detenida con el cadáver del menor en el coche que conducía. En su primera declaración ante el juez explicó que lo mató después de que el niño la agrediera durante una discusión por un hacha.