A propósito de la muerte de una mujer y dos niñas, ¿Por qué es el Monóxido de Carbono un “asesino silencioso”?

00078ae2-800

El lamentable hallazgo de una mujer y dos niñas muertas, en el interior de un vehículo,  a consecuencia, según la Procuraduría de la República, de una intoxicación aguda por monóxido de carbono,  evidencia nuestra vulnerabilidad, por lo que es importante conocer cuán  letal que puede ser este gas, al inhalarlo.

El Monóxido de Carbono (CO) es un gas altamente tóxico que al inhalarlo puede ser mortal. Es un químico producido a partir de la combustión incompleta de gas natural u otros productos que contengan carbono. Este incluye escapes, calentadores en malas condiciones, incendios y emisiones de fábricas.

Es conocido como el “asesino silencioso” por ser un gas invisible, sin olor, color, ni sabor, que además, no irrita, ni provoca tos. Por ello, solo puede detectarse a través de sensores.

Causa la muerte cuando se respira a niveles elevados, sin que los afectados se den cuenta, ya que entran en un estado de sopor, que no da sensación de ahogo ni de asfixia, de ahí que se conozca como “muerte dulce” o “asesino silencioso” : el cuerpo se va quedando sin oxígeno y no se dan cuenta.

Síntomas. Suele ser difícil detectar a tiempo si alguien está envenenado con CO, ya que los síntomas producidos por este gas se pueden confundir con otra enfermedad.

En función de la cantidad inhalada, los indicios presentados son: dolor de cabeza, irritabilidad, confusión, comportamiento grotesco o caprichoso, dificultad respiratoria, desmayos, mareos, pulso acelerado del corazón, dolor torácico, convulsiones, visión borrosa, desorientación, pérdida del conocimiento, coma, paro cardiaco, fallo respiratorio, entre otros.

Un dolor de cabeza intenso o cefalea podría ser una señal de alerta de que se está ante un episodio

El gas en el organismo. Según algunos estudios, en la sangre hay unas células llamadas glóbulos rojos, formadas por un elemento que se llama hemoglobina, que se encargan de transportar el oxígeno, llevándolo desde los pulmones a cada rincón del cuerpo. La hemoglobina siente una atracción muy fuerte por el oxígeno, y cuando los dos se unen el compuesto pasa a llamarse oxihemoglobina.

En ese sentido, el monóxido de carbono tiene una afinidad 220 veces mayor por la hemoglobina que el oxígeno. Esto quiere decir que en presencia de los dos elementos, la hemoglobina siempre prefiere unirse al monóxido de carbono.

Cuando se inhala monóxido de carbono la sangre deja de transportar oxígeno para transportar el otro gas, haciendo que el oxígeno escasee más y más en el organismo. Y no solo eso, el CO en la sangre también impide el paso del oxígeno a los tejidos, así que por partida doble el cuerpo va teniendo cada vez menos oxígeno, como si dejásemos de respirar y los órganos empezasen a fallar, poco a poco nos vamos asfixiando.

Tres personas fallecidas. Se recuerda que una mujer y dos niñas fueron encontradas en el interior de un vehículo en el sector La Esperilla, en el Distrito Nacional, las cuales fallecieron a consecuencia de intoxicación aguda por monóxido de carbono, según confirmó en un comunicado la Procuraduría General de la República.

Se precisó que en el informe de la autopsia practicado por el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) se hizo constar que Regy Dally Mery Contreras, de 27 años de edad; Dohanlly Mariel Contreras Montero, de 15 años, y Lya Camille Pérez Contreras, de 2 años, no presentaron signos de violencia física.

La institución destacó, además, que se hizo un levantamiento de las cámaras del Sistema de Emergencias 9-1-1 y que no se detectó la presencia de terceras personas que provocaran la detención del vehículo.


COMENTARIOS