Abdo Benítez promete cambios al jurar presidencia Paraguay

Paraguay's new President Mario Abdo Benitez, flanked by his wife Silvana Lopez, acknowledges the crowd after taking the oath of office at "Lopez Palace" in Asuncion, Paraguay, Wednesday, Aug. 15, 2018. Abdo Benitez is Paraguay's 50th President. (AP Photo/Jorge Saenz)
Paraguay's new President Mario Abdo Benitez, flanked by his wife Silvana Lopez, acknowledges the crowd after taking the oath of office at "Lopez Palace" in Asuncion, Paraguay, Wednesday, Aug. 15, 2018. Abdo Benitez is Paraguay's 50th President. (AP Photo/Jorge Saenz)

Mario Abdo Benítez prometió ayer en su investidura como presidente de Paraguay un golpe de timón para desterrar la corrupción y construir un sistema judicial que erradique la impunidad, además de anunciar un mayor protagonismo del país en situaciones como las de Venezuela y Nicaragua.
Abdo Benítez, del conservador Partido Colorado, sentó esas bases en el discurso que siguió a su juramento como presidente en las afueras del Palacio de Gobierno, frente al río Paraguay y ante la presencia de mandatarios como el boliviano Evo Morales, el argentino Mauricio Macri o el brasileño Michel Temer. Y después de que su predecesor, el también colorado Horacio Cartes, entregara el bastón presidencial en el Congreso, sin que asistiera luego a la investidura de Abdo Benítez.
“La impunidad es el cáncer a vencer. ¿Por cuánto tiempo más nuestro pueblo va a aguantar a una Justicia implacable, rígida para los ciudadanos más humildes y complaciente para los que tienen influencia?”, preguntó Abdo Benítez, que llega a la Presidencia a los 46 años. A ese respecto, el presidente y exsenador recordó que la ciudadanía ya se ha levantado contra la corrupción, en referencia a las recientes movilizaciones de repudio en Asunción contra varios escándalos que afectan a algunos legisladores del oficialismo. Acompañado de su esposa, Silvana López Moreira, el presidente afrontó también el tema de la pobreza, que en 2017 afectaba a 1,809 millones de personas, un 26.40 % de los más de 6.8 millones de habitantes del país, según la Encuesta Permanente de Hogares. Para sacar a esos paraguayos de la pobreza, urgió a disminuir el desempleo e impulsar una movilidad ascendente, junto a políticas tributarias.