A Abel Martínez le preocupa la trata de mujeres

Abel Martínez

El presidente de la Cámara de Diputados, Abel Martínez Durán, deploró hoy que en los barrios continúen operando mafias que reclutan jovencitas menores de edad con la falsa promesa de conseguirles trabajo en el exterior y terminan prostituyéndolas en Haití.

El legislador dijo que la situación se da en todo el país, pero en mayor proporción en la zona del Cibao, donde hay mujeres que se encargan de ubicar a las muchachas, a las que les presentan un supuesto plan para mejorar sus vidas y terminan esclavizándolas como trabajadoras sexuales sobre todo en el vecino país, donde las mantienen secuestradas.

También manifestó que estas muchachas son llevadas por la frontera y a veces en yolas y además de Haití las llevan a San Martín y otras islas del Caribe, donde son vendidas al mejor postor y las mantienen secuestradas obligadas a prostituirse y muchas de ellas pierden la vida en medio de este proceso.

Refirió Martínez que la República Dominicana sigue siendo uno de los países de mayor auge en la trata de personas, con la agravante de que se usa como puente para el trasiego de niños, niñas, adolescentes y mujeres adultas.

“Hay que investigar si hay autoridades envueltas en la frontera y otros puntos del país, que aceptan sobornos para dejarlas pasar, ya que necesariamente debe haber complicidad con esta red mafiosa que está dañando a nuestras jóvenes”, demandó.

El presidente de la Cámara de Diputados explicó que la mayoría de los casos no son denunciados por los padres, porque el panorama que les pintan es que mejorarán económicamente, a través del progreso de sus hijas.

“Tampoco las víctimas cuando son rescatadas no se atreven a denunciar a sus captores, porque son amenazadas de muerte y son innumerables los casos que se registran en nuestros barrios y es una situación que hay que enfrentar”, agregó.

Martínez Durán saludó la creación de la Procuraduría Contra el Tráfico Ilícito de Migrantes y Trata de Personas, para enfrentar esta situación que divide y crea angustia en las familias.iene al país en la categoría 2, junto a otros de la región como México, Chile, Brasil, Argentina, que también realizan “esfuerzos significativos” para erradicar ese tipo de crimen.