Abogado dice “festival” de extradiciones provoca habitualidad en narcotraficantes

Ernesto Bienvenido Guevara Díaz. Fuente externa.
Ernesto Bienvenido Guevara Díaz. Fuente externa.

El abogado penalista Valentín Medrano afirmó ayer que hasta tanto la República Dominicana continúe con el festival de extradiciones y no se quede como sede para el juzgamiento y sanción de los imputados de narcotráfico internacional, la habitualidad en ese delito continuará en el país.
Recordó que al acceder a la extradición de una persona para que sea sometida en los Estados Unidos u otro país, las autoridades dominicanas tienen que retirarle la acusación aquí, y cuando regresa repatriada tras cumplir una breve condena, no pueden darle ni siquiera seguimiento para saber lo que hace.
Citó como ejemplo el caso de Ernesto Bienvenido Guevara (Maconi) y de otros acusados de liderar redes de narcotráfico, quienes han negociado condenas cortas con las autoridades de los Estados Unidos y vuelven a la República Dominicana y continúan su vida cotidiana como si nada hubiera pasado.
“Teniendo este país condenas drásticas, y existiendo un Tratado de Extradición que establece que la persona solicitada no puede ser condenada en otra nación a una pena mayor que la que contempla el Código Penal, debería hacerle su proceso aquí y aplicarles sus 30 años de prisión. Creo que esa sería una solución para evitar la habitualidad en la comisión de ese tipo de delitos”, sostuvo Medrano.
Un capitán de nave. Dante Meraldo Medina, uno de los arrestados el jueves junto a Maconi y otros por los 1,570 kilos de cocaína decomisadas en alta mar, fue condenado a 10 años de prisión en el 2001 por el mismo delito.
Esa condena fue porque en 1994 capitaneó una nave en la que introdujeron al país 9 tanques conteniendo cocaína procedente de Panamá, en una operación que lideró el fenecido capo Rolando Florián Féliz,
Fue arrestado junto a más de una docena de personas, y condenado a 10 años de prisión y multa de RD$200,000 el 30 de marzo del 2001, mediante sentencia de la Primera Sala de la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional, en atribuciones criminales.
Qué hacen? De acuerdo con Valentín, excepto que sean un “objetivo” de los organismos de inteligencia, ninguna otra autoridad sabe qué hacen los imputados de narcotráfico extraditados al país, porque los convenios interinstitucionales y un departamento que hay en la Policía, no aplican para este tipo de repatriados.
Solo para los vulnerables. A mediados del 2017, la vicepresidencia de la República, la Procuraduría General, el Ministerio de Relaciones Exteriores y el Instituto Nacional de Migración, firmaron un convenio en el que se comprometieron a colaborar en la generación, análisis de información y el diseño de protocolos para la provisión de servicios, y poner en marcha mecanismos adecuados para atender a la dinámica de migrantes retornados en condición de vulnerabilidad.
Informaron que debido a que la población migrante deportada más numerosa proviene de los Estados Unidos, los firmantes del convenio dijeron que coordinarían un diálogo ante las embajadas correspondientes a fin de conformar un equipo especializado de apoyo a las personas en esa situación.
Están en RD. Entre los narcos que han cumplido condenas en los Estados Unidos y han regresado al país en los últimos cinco años figuran Quirino Ernesto Paulino Castillo, un empresario y excapitán del ejército de la región Sur. Propietario de factorías y la más moderna finca ganadera del país; así como del 80% de los autobuses que viajan hacia Elías Piña; una importadora de vehículos, y centros de diversión, entre otros muchos bienes.
Fue condenado a diez años de prisión acusado de dirigir una organización de tráfico de drogas que llevó toneladas de cocaína a Estados Unidos hasta septiembre de 2003, por lo que fue extraditado a los Estados unidos, y tras cumplir una condena de diez años en prisión, fue repatriado al país en febrero del 2014.
Se hizo sentir tras su llegada, en febrero del 2015, a través de un programa televisión donde reveló haber aportado más de US $ 4.6 millones en la campaña del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) para el periodo 2007-2008, lo cual fue desmentido por la organización política.
Otros narcos repatriados que están silenciosos en el país son Yubel Enrique Méndez Méndez (Oreganito), empresario del transporte en la zona, acusado de participar en la distribución de más de 1,000 kilogramos de cocaína entre los años 2002 al 2005. Tras cumplir una condena de cinco años fue repatriado al país en mayo del 2015.

Están aquí también, Antonio del Rosario Puente (Toño Leña), acusado de pertenecer a la red del capo boricua David Figueroa Agosto, donde era encargado de organizar y coordinar el transporte de drogas desde Sudamérica hacia la República Dominicana. Cumplió una condena de cinco años en una cárcel de Puerto Rico, y fue repatriado el 18 agosto de 2015.
Antes de su apresamiento se le conocía como un próspero empresario del transporte en la región Este. Se le incautaron bienes valorados en decenas de millones de pesos, entre ellos lanchas y aviones.
El excoronel de la Policía Lidio Arturo Nin, quien se desempeñaba como jefe de la cárcel de máxima seguridad en Azua, fue arrestado cuando se trasladaba en una camioneta Daihatsu, junto al chofer Tirso Cuevas Nin, donde transportaban 1,387 kilos de cocaína de Santo Domingo a Santiago.
Tras cumplir condena en los Estados Unidos, fue repatriado en junio de 2011.


COMENTARIOS