Abundan las críticas por la separación de familias en la frontera de Estados Unidos

En esta fotografía proporcionada por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, personas que han sido detenidas por intentar entrar al país sin autorización, están sentadas en una de las jaulas en el centro de McAllen, Texas, el domingo 17 de junio de 2018. (U.S. Customs and Border Protection's Rio Grande Valley Sector vía AP)
En esta fotografía proporcionada por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, personas que han sido detenidas por intentar entrar al país sin autorización, están sentadas en una de las jaulas en el centro de McAllen, Texas, el domingo 17 de junio de 2018. (U.S. Customs and Border Protection's Rio Grande Valley Sector vía AP)

Amnistía Internacional (AI) calificó ayer de “espectacularmente cruel” la política de “tolerancia cero” contra la inmigración ilegal de la Administración de Donald Trump y dijo que separar a los niños de sus familias en la frontera “no dista mucho de la tortura”.
La organización condena las “repugnantes imágenes de niños separados cruelmente de sus padres y puestos en jaulas” y cree que “dejarán una mancha indeleble en la reputación de Estados Unidos”.
La directora para las Américas de Amnistía Internacional, Erika Guevara-Rosas, defendió que, según el derecho internacional, la práctica de “arrancar a los niños de los brazos de sus padres y colocarlos en centros de detención saturados” puede considerarse tortura por daño mental que acarrea para familias.
Acnur
La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) instó ayer a Estados Unidos a dar prioridad a la unidad familiar y a no separar a los niños de sus padres, tras entrar estos como indocumentados por la frontera sur del país.
“Hay maneras eficaces de asegurar el control fronterizo sin crear un trauma psicológico duradero para las familias por la separación de niños de sus padres”, señaló en un comunicado el alto comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi.
Organización de las Naciones Unidas
El secretario general de la ONU, António Guterres, defendió ayer que los niños “no deben ser traumatizados separándolos de sus padres”, en respuesta a la polémica por la separación de menores en la frontera de EE.UU. “La unidad familiar debe ser preservada”, dijo Guterres a través de su portavoz, Stéphane Dujarric.
El mensaje se suma al llamamiento hecho ayer por el alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad al Hussein, quien instó a Estados Unidos a “cesar inmediatamente” la separación forzosa de niños migrantes. “Como cuestión de principio, el secretario general cree que los refugiados y migrantes deben ser tratados siempre con respeto y dignidad, de acuerdo con la legislación internacional existente”, dijo Dujarric.
Hillary Clinton
La política de “cero tolerancia” del gobierno del presidente Donald Trump que ha separado a niños de sus padres en la frontera de Estados Unidos “es una crisis moral y humanitaria”, dijo Hillary Clinton, exsecretaria de Estado de EEUU.
La excandidata a la presidencia dice que cualquier persona con un sentido de compasión y decencia debería sentirse indignada.
Melania Trump
La primera dama de EE.UU., Melania Trump, “odia” la separación de niños de sus familias tras cruzar ilegalmente la frontera sur del país, que afecta a al menos 2.000 menores y es consecuencia directa de la política migratoria de su marido, el presidente, Donald Trump. “La señora (Melania) Trump odia ver a los niños separados de sus familias”, dijo hoy a Efe la portavoz de la primera dama, Stephanie Grisham. La esposa de Trump “confía en que ambos partidos puedan unirse por fin para lograr una reforma migratoria exitosa”, explicó Grisham.
El vaticano y México
El Vaticano y México lamentaron cómo los niños “son los que más sufren” por la migración forzada, de acuerdo con las conclusiones de la segunda conferencia sobre migración internacional.