Accidentes de tránsito

Hasta el mediodía de ayer, el Centro de Operaciones de Emergencias (COE) había reportado ocho personas muertas en 410 accidentes de tránsito ocurridos en el lapso que abarca desde la Nochebuena hasta las primeras del día de Navidad. Son cifras preliminares, en nada concluyentes, susceptibles de variar en el boletín de hoy lunes y días siguientes. Las motocicletas tomaron la delantera al estar involucradas en 291 de los accidentes que registró ese reporte, causando la mayoría de las muertes y lesiones.
Un dato que llamó la atención de algunos médicos de emergencia en varios hospitales es que desde la Nochebuena hasta el mediodía de ayer el número de atendidos por accidentes de tránsito había sido notablemente menor que para un período similar del 2015. Desde luego, es una tendencia que hay que valorar con mucha cautela, pues todavía hay festividad y bebidas alcohólicas de por medio y ese comportamiento puede cambiar.
El momento es propicio para llamar a los ciudadanos a mantener una conducta sobria durante lo que resta de festejos hasta terminar el año. Ingesta de alcohol y conducción de vehículos son peligrosamente incompatibles y juntas pueden convertir en tragedia y luto lo que comenzó con alegría. Debemos respetar y proteger la integridad propia y la ajena.

Idea  de un  amigo canadiense

Cada año, el tercer sábado de septiembre se conmemora en el país el Día Internacional de Limpieza de las Playas con operativos de limpieza que permiten retirar toneladas de desperdicios. El resto del año, nadie se ocupa de los contaminantes. Peter Harris, un exconcejal de la ciudad canadiense de Ottawa, propone que los ministerios de Medio Ambiente y de Turismo asuman permanentemente la tarea de disponer de los desperdicios que la gente tira en las playas o que provienen del mar. Esto supondría contar con personal y equipos para esa tarea. Sería, además, una fuente de trabajo.
Esta tarea conjunta sería en adición al plan de rescate de 13 playas que ejecutará el Gobierno a un costo de US$64 millones. Los ministerios de Medio Ambiente y de Turismo deberían ponderar esta propuesta.

 


COMENTARIOS