Acoprovi afirma nuevos impuestos para viviendas desincentivan la construcción

La forma como están siendo aplicados varios impuestos está desincentivando la inversión en la construcción de viviendas, según advirtió la Asociación de Constructores y Promotores de la Vivienda (Acoprovi).

Los directivos de la entidad resaltaron que se están sobrevalorando las propiedades para que paguen más impuestos, y hay doble tributación que lleva a que disminuya el mercado inmobiliario. Además de que la Dirección General de Impuestos Internos (DGII)  está tasando los inmuebles, pero no es la entidad facultada por ley para hacerlo

 Expresaron que solucionar estos problemas es fundamental para que se pueda crear una política para la construcción de viviendas. 

Destacaron que estas acciones abusivas en el cobro de impuestos impacta más a los compradores de viviendas para alquilar, y señalaron que no se puede desestimular la compra de viviendas para renta, ya que muchas personas no tienen ingreso para obtener su casa y deben pagar alquiler.

Explicaron que ahora con la reforma fiscal, las personas que tenían varias propiedades y vivían de la renta han perdido la posibilidad de vivir de eso, pues estas viviendas están siendo valoradas y sumando el valor en conjunto, a pesar de que compraron hace varios años, cuando costaban muy por debajo del precio a que la tasan actualmente.

El presidente, Fermín acosta, y los asesores y pasados presidentes de Acoprovi Jaime González, José Rodríguez Cáceres, José Ramón Martínez y Francisco Aníbal González, al participar en el Encuentro Económico del periódico HOY, expresaron que además, al alquilar una vivienda se paga un 10% por ese concepto, pero luego no se lo reconocen como un anticipo y se tiene que pagar el impuesto patrimonial completo.

Por otro lado, también a los promotores de viviendas les suman viviendas que han vendido hace años, son establecidas como propiedades de ellos para abultar los impuestos que deben pagar, de manera injustificada.

Rodríguez Cáceres, quien detalló este último problema, explicó que aunque el promotor de la vivienda lleve los títulos de propiedad, la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) la pone difícil y le hacen pagar los impuestos mientras hacen las investigaciones.

“Yo creo que Impuestos Internos debe de revisarse, porque hay situaciones que no se sustentan  en la verdad y están abusando y no están dando un servicio eficiente a la ciudadanía”, expresó.

Agregó que la DGII debe cobrar al adquiriente de la vivienda y no al promotor, situación que lleva a desincentivar la producción de viviendas.

Rodríguez Cáceres destacó que las viviendas, despues que cuestan RD$6.5 millones, deben pagar anualmente el uno por ciento de su valor, y adquirientes que compraron hace cinco años tres viviendas con un precio promedio de un millón y medio de pesos,    ahora pueden costar las tres casi 20 millones y deben pagar el impuesto.

“Si ahora una persona tiene tres propiedades que suman 20 millones de pesos, con el impuesto debe pagar 200 mil pesos anuales, pero cada una de esas propiedades pagan de renta 15 mil pesos mensuales y los ingresos por alquiler son de 540 mil y le están quitando hasta el 50% de su posibilidad de ingreso”, explicó.

Mientras Jaime González señaló que por concepto de alquiler de casas también se paga impuesto, lo que significa que al final pagará casi todo de impuesto. 

Resaltó que en Panamá están motivando a que los inversionistas participen en la construcción de viviendas, pero aquí se hace todo lo contrario.

Rodríguez Cáceres agregó que esa acción es inconstitucional, porque hay una doble tributación y no se reconoce la exención contributiva que debe tener el asalariado de 400 mil pesos al año. 

ZOOM
DGII no debe tasar inmuebles

El presidente de Acoprovi,  Fermín Acosta, explicó que la ley sobre impuestos al sector inmobiliario  establece que la Dirección General de Catastro es la única autorizada para tasar todos los bienes raíces del país, es decir, fincas, solares e inmuebles; sin embargo,  la DGII lo hace de nuevo para cobrar más impuestos.

Dijo que han planteado esta situación en muchas ocasiones a la DGII y no da respuesta.

Resaltó que se debe fomentar para que haya contribuyentes, es decir, que la gente esté dispuesta a pagar sus impuestos y crear un ambiente  que motive a las personas a pagar sus impuestos.

Agregó que la DGII no puede ser juez y parte, determinar cuánto vale el impuesto y además cobrarlos.

De su lado, Francisco Aníbal González expuso que cuando se obtiene desde Catastro una certificación de la renta  de un inmueble y se lleva a la DGII la declaración patrimonial de impuesto, esta última  no  la acepta porque  dice que ese valor es distinto al de ellos, porque lo han evaluado de acuerdo con el mercado actual.

“Tengo experiencia de clientes a los que me ha tocado ir a defender que tienen propiedades en la avenida Anacaona que tienen 25 y 30 años de construidos, y esos edificios que en sus orígenes costaban alrededor de 150 mil pesos, hoy en día cuestan 12 millones de pesos y la DGII dice que esos precios es de acuerdo al mercado nacional e internacional y eso no puede ser”, expresó.

Acosta dijo que Acoprovi está en la disposición de contribuir con las autoridades para dilucidar estos y otros problemas, pero las entidades públicas y privadas deben sentarse en una mesa dispuestos a corregir las distorsiones actuales.