Acuerdo para cumplir FATCA aumentará costo banca de RD

José Manuel López Valdés, presidente de la ABA

El Acuerdo IGA firmado el 15 de septiembre de 2016 entre los gobiernos dominicano y de los Estados Unidos para aplicación de la Ley de Cumplimiento Tributario de Cuentas Extranjeras (FATCA) implicará un aumento de los costos operativos de la banca del país a causa de la debida diligencia que impone su cumplimiento.
Así lo afirmó el presidente de la Asociación de Bancos Comerciales de la República Dominicana, José Manuel López Valdés, en un trabajo publicado en el más reciente boletín informativo de esa institución.
López Valdés explica que aunque el costo del cumplimiento regulatorio de FATCA para los bancos que operan en República Dominicana aún no ha sido cuantificado, será importante “si tenemos en cuenta alguna de las estimaciones que se han hecho a nivel internacional”.
Se estima que el costo del cumplimiento de FATCA por parte de las instituciones financieras será a nivel mundial de billones de dólares, valor que muy probablemente superará los US$7.7 billones que se espera recaudar con la entrada en vigencia de esta ley.
En el caso dominicano, el monto de las cuentas reportables bajo FATCA equivale al 20% de los US$6,072.0 millones que los bancos múltiples tenían en depósito en moneda extranjera al finalizar el año 2015.
Si se relaciona el valor de los depósitos totales que tenían los bancos múltiples en la fecha anterior (RD$938,617 millones) las cuentas reportables bajo FATCA equivalen solo a un 6% de dicho valor.
El trabajo de López Valdés señala que la Federación Europea de Bancos (EBF) y el Instituto Internacional de Banqueros (IIB), en un informe presentado al Departamento del Tesoro de los Estados Unidos y al Servicio de Rentas Internas de ese país, ennoviembre de 2010, afirma que según los cálculos realizados por algunas instituciones financieras miembros, los costos en lo que respecta específicamente a la documentación e identificación de los clientes, se estiman en un promedio de US$10 para cada cuenta existente, para una institución con 25 millones de cuentas. Este valor es conservador pues como bien se indica en dicho informe, los costos para el envío de una carta para confirmar u obtener información de un cliente mediante el correo certificado en Francia, son por ejemplo de US$6 cada uno, explica López Valdés.
En virtud del acuerdo, los bancos e instituciones financieras deben, entre otras obligaciones, identificar en su base de clientes, las cuentas a reportar (ciudadanos estadounidenses, extranjeros residentes en Estrados Unidos y empresas que estos ciudadanos y residentes controlen).
Además, tendrán que obtener la información que requiere FATCA de dichos clientes y de sus operaciones y establecer sistemas y procedimientos de recolección, validación y control de la información.
También los bancos deberán poseer personal capacitado y en entrenamiento permanente así como contratar consultores en los distintos campos, fiscales y legales, en que incide FATCA.
Igualmente, los bancos deberán llevar a cabo campañas de sensibilización al público sobre esta Ley y el Acuerdo y preparar y enviar los reportes de información correspondientes.
A nivel mundial, el FATCA aumenta el riesgo operativo de las instituciones financieras, ya que hay que investigar millones de cuentas.
Además, debido a las sanciones que conlleva su incumplimiento, afectaría negativamente la reputación de la institución financiera que la incumpla.
“Si bien la banca ha adoptado un compromiso y hace enormes esfuerzos en apoyo a la lucha contra el lavado de activos y el financiamiento al terrorismo, no es menos cierto que recibe la responsabilidad de identificar fuentes de ingresos fiscales al IRS-EUA, ajeno a su función inherente de captar y custodiar el dinero y el ahorro de una colectividad y ponerlo a disposición de aquellos que lo van a utilizar e invertir en beneficio propio y del desarrollo económico del país”, escribió José Manuel López Valdés.


COMENTARIOS