Acusación contra doce rusos afectaría reunión Trump-Putin

FILE - This Saturday, Nov. 11, 2017 file photo, shows U.S. President Donald Trump and Russia's President Vladimir Putin talking during the family photo session at the APEC Summit in Danang, Vietnam. When Trump meets Putin on Monday, July 16, 2018, the Syrian conflict will be the most immediately pressing issue on a wide-ranging agenda. (Jorge Silva/Pool Photo via AP, File)
FILE - This Saturday, Nov. 11, 2017 file photo, shows U.S. President Donald Trump and Russia's President Vladimir Putin talking during the family photo session at the APEC Summit in Danang, Vietnam. When Trump meets Putin on Monday, July 16, 2018, the Syrian conflict will be the most immediately pressing issue on a wide-ranging agenda. (Jorge Silva/Pool Photo via AP, File)

A tres días de la primera cumbre bilateral entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su homólogo ruso, Vladimir Putin, la investigación sobre la interferencia del Kremlin en los comicios presidenciales de 2016 agitó ayer los preparativos del encuentro.
El mandatario estadounidense tendrá nuevos argumentos para interrogar a Putin sobre su presunta injerencia en las elecciones, después de conocerse este viernes la acusación contra doce agentes de inteligencia de Moscú por el supuesto robo y difusión de datos electrónicos de la campaña de la candidata Hillary Clinton.
Las imputaciones fueron presentadas por el fiscal especial de la causa, Robert Mueller, quien investiga independientemente la supuesta coordinación entre Moscú y la campaña de Trump, y recibidas por un gran jurado federal de Washington.
Estas se enmarcan en las pesquisas de la trama rusa, que han sido duramente criticadas por el magnate, y que cuentan entre los imputados con el exjefe de campaña de Trump, Paul Manafort, y el exasesor de seguridad nacional de la Casa Blanca Michael Flynn. Las acusaciones, que habían sido comunicadas al presidente previamente a su viaje, relatan cómo los militares de la agencia rusa de espionaje conocida como GRU realizaron un “esfuerzo constante” por acceder y difundir información de la candidata y del Comité Nacional Demócrata (DNC) para beneficiar a Trump.
El jueves, el mandatario, que ya tenía conocimiento de la situación, subrayó que interrogaría a Putin sobre la supuesta injerencia, pero anticipó que el jefe del Kremlin la negaría. Minutos después de conocerse las acusaciones, la Casa Blanca se encargó de enfatizar lo que ya había indicado el Departamento de Justicia previamente- el escrito no incluye alegaciones de que ningún estadounidense conociera los hechos o cometiera algún crimen y no se asegura que los actos tuvieran impacto en los comicios. Los cargos anunciados hacen referencia a funcionarios de una agencia de inteligencia creada por el Kremlin en 2016.


COMENTARIOS