Aduanas dispone cobro impuesto en zonas francas puertos

30_12_2017 HOY_SABADO_301217_ El País6 A

AEROPUERTO LAS AMéRICAS.- La Dirección General de Aduanas dispuso ayer que a partir del lunes tendrán que pagar impuestos las bebidas alcohólicas, cigarros, cigarrillos y otros artículos, ya sean importados o procesados en el país, que se adquieran en las tiendas de zonas francas que operan en los aeropuertos y puertos turísticos.
La disposición del director de Aduanas, Enrique Ramírez Paniagua, está contenida en la circular número 00018948 del 6 de diciembre, y fue enviada para su aplicación a todos los administradores, sub-administradores y encargados de depósitos de Aduanas en los puertos, aeropuertos y terminales de cargas.

La medida, que ha provocado un gran revuelo entre compañías propietarias de tiendas de zonas francas, ejecutivos y empleados, llega en momentos en los que el presidente Danilo Medina Sánchez declara el 2018, como el año de Fomento de las Exportaciones.
La circular, copia de la cual posee este reportero, fue entregada a todos los encargados de las cerca de 200 tiendas que operan en la zona franca del Aeropuerto de Las Américas.

Indica que los impuestos deberán ser aplicados a los compradores, antes de que reciban las mercancías.

Las zonas francas operan en los aeropuertos bajo el amparo de la Ley 4315 que data del 1955, que las faculta a vender tanto bebidas alcohólicas de fabricación nacional como importadas; cigarros y cigarrillos sin la aplicación de los impuestos, por lo que la disposición ha provocado un gran revuelo en Las Américas.

La medida afectaría algunas tiendas que podrían cesar sus operaciones, debido a que las ventas bajarían considerablemente.

Informes obtenidos en la terminal dan cuenta, de que muchos dominicanos dejan para comprar bebidas y otros artículos en las tiendas que operan en las terminales y que de seguro ahora, cuando comience la aplicación de los impuestos aduanales, las traerán desde el extranjero.

Trascendió que esos negocios entregan anualmente entre 800 y 900 millones de pesos al Estado por concepto de un cinco por ciento de la venta bruta.


COMENTARIOS