Adversidad y conquistas

25_06_2018 HOY_LUNES_250618_ Opinión10 A

Las votaciones para elegir a 17 gobernadores provinciales, alcaldes, superintendentes de Educación, 226 jefes de gobiernos locales y miles de concejales municipales, fueron celebradas el día 13 de junio en Corea del Sur. También ocurrieron las elecciones parlamentarias parciales en 12 distritos. La Comisión Nacional Electoral -NEC- invitó a 57 representantes de los órganos electorales de Asia, África, Europa, América,el Caribe, para que asistieran como observadores de un proceso que ratifica la capacidad del NEC para garantizar comicios incuestionables. Los coreanos piden opinión sobre el proceso y también muestran sus conquistas. Orden, orgullo, solemnidad, podrían ser premisas nacionales. El “Programa Internacional de Observación Electoral de las 7mas Elecciones Locales Nacionales Simultáneas” es intenso. Desde el Foro Internacional de Elecciones hasta la presencia en el proceso de voto adelantado y la visita a la Asamblea Nacional, la pretensión es exhibir cómo funciona el sistema. Las autoridades electorales reivindican los gobiernos locales:“La política local mejora la calidad de vida y estimula la democracia.”El padrón electoral cuenta con 42,917,745 electores, la población alcanza 51,900,975 personas. En el paraíso de la tecnología la misma,ayuda,acompaña, pero no decide.
Con su tradición a cuestas y como motivo, Corea del Sur ha sabido convertir la adversidad en triunfo. Labor para expertos en conducta, también para historiadores, tarea para la cábala, aquello de padecer para después disfrutar. La necesidad de la tragedia para aprender, apostar al ave fénix y buscar, entre cenizas,la posibilidad del vuelo. Existen casos emblemáticos que enseñan la manera de superar el derrumbe y aspirar a la cima. No es compensación divina, tampoco el albur dispone. Compromiso, decisión y participación. Asumir la patria como propia y el destino común como el privado. En el año 1969 Corea del Sur competía con las naciones hambreadas, desoladas. Después de la guerra del 53, era más pobre que Ghana y más pobre que muchos de los países de nuestra región. Las consecuencias de la ocupación de su territorio por las Fuerzas Armadas de otros estados, la guerra que enfrentaba a las dos potencias de entonces en territorio ajeno, la imposibilidad de superar el estilo agrario de la sociedad, nada bueno auguraba. El milagro del río Han no podía realizarse sin proyecto ni mando y aparece la contradictoria figura del general Park Chung-hee. Un golpe de Estado precede su entronización. Las elecciones del año 1963 lo ratifican en el poder hasta el 1979, año de su asesinato. Ley marcial, restricción de los derechos, persecución para contener la impunidad de las clases altas, conocidas entonces por su autonomía y despilfarro, a la par de un estricto programa de desarrollo que comenzó a despertar la atención planetaria.El respaldo de EUA ha sido determinante, con y sin respeto a los derechos humanos y sin dudas,la apuesta por la educación. El régimen de fuerza comenzó la campaña de alfabetización-70% de analfabetismo- para después extender la formación conforme con las necesidades. Sin recursos naturales para presumir, optaron por la tecnología. “Nuestros recursos podrán ser limitados, pero nuestras ideas no tienen límites”. El nombre del general está presente, más, cuando narran las peripecias de su hija, la presidenta condenada a cumplir 24 años de prisión luego de comprobarse malversación de fondos públicos.Y de nuevo la especulación sobre el milagro. No hay unanimidad.Una tendencia atribuye al confucianismo el éxito. La preocupación no está ausente: la población envejece y la natalidad no compensa. La pobreza existe aunque cualquiera quisiera tener la misma cabalgando al lado de las conquistas. El credo influye, no es frecuente escuchar en discursos oficiales términos como “felicidad” “alegría”. Tampoco suele ser frecuente que el día de las elecciones esté señalado en el almanaque como “beautifullday”. En todos los discursos la mención de la abnegación ciudadana y de la adversidad enfrentada, está presente. También el optimismo. El Secretario de la NEC, BakYeong-soo, proclama: “Corea goza de una democracia madura, como un árbol con raíces profundas que no se mueve ante los vientos.”