AEIH afirma agroindustria tiene potencial exportador

A1

La Asociación de Empresas Industriales de Herrera y Provincia Santo Domingo (AEIH) afirmó que la agroindustria tiene un gran potencial en el país para la exportación.
Entiende que República Dominicana esta llamada a fortalecer la agroindustria y transformar las materias primas que produce en productos terminados e innovadores.
Así lo afirmó Jesús Moreno, pasado presidente de AEIH, al destacar que en ese sentido el país debe apostar a proyectos con sostenibilidad ambiental y conciencia social, donde se integre la comunidad y se mejore el medio ambiente.
Propone que el Estado impulse una estrategia transparente tripartita, donde participen la empresa, el gobierno y las organizaciones sin fines de Lucro (ONG). “Cuando están los tres sectores juntos, la eficiencia se multiplica y la transparencia se garantiza. Con esto el Gobierno logra sus metas más rápido, el empresario logra sus metas mucho más transparente y las ONG logran sus objetivos”, indicó Moreno al participar como invitado en el Encuentro Económico del HOY, junto a Antonio Tavárez, presidente de la AEIH, y Greicy Romero, directora ejecutiva.
Moreno puso como ejemplo la siembra de macadamia, donde 140 medianos y pequeños productores asociados están integrados en una industria en crecimiento y con un objetivo claro que se debe repetirse en más de 50 renglones de productos agrícolas.
Moreno, quien es presidente del Grupo de Empresas Bon y preside la Fundación Loma Quita Espuela (reserva científica ubicada en San Francisco de Macorís, principal bosque húmedo de la República Dominicana), junto a otros empresarios ha fundado la empresa Comercializadora Los Montones, con su marca “La Loma”, y cuentan con los únicos viveros de Macadamia en la República Dominicana, con árboles certificados y avalados por expertos internacionales.
En La Loma están produciendo productos terminados con macadamia e incentivando el uso de la nuez en la gastronomía, aplicando un modelo de negocios sostenible para el desarrollo integral de la sociedad, la economía y el medio ambiente.
Moreno también destacó como ejemplo el proyecto de la Reserva Privada El Zorzal, en El Guineal, San Francisco de Macorís, donde participa el Ministerio de Medio Ambiente, ONG y el sector privado, pero a la vez se cuida el bosque y se produce y exporta cacao orgánico a Estados Unidos y Canadá. El proyecto ha logrado ser reconocido a nivel mundial por su desarrollo.
El empresario afirma que promoviendo la agricultura orgánica el país es competitivo y tiene un gran potencial exportador.
El presidente de la AEIH expresó que en el país solo se aprovecha entre el 25% y 30% de las tierras productivas, por lo que hay mucho espacio para crecer. Y también abogó por crear sinergia entre sector público y privado.
Antonio Tavárez expresó que en una economía abierta si no se exporta, si no tiene productos insignia y nichos de mercado, entonces le será difícil sobrevivir. Agregó que si el país no avanza en la investigación y el desarrollo (I + D), y sin innovación le será difícil competir.
Consideró que uno de los principales retos del país es lograr exportar y hacer los cambios internos en la estructura económica para mejorar la productividad.
Además se debe contar con buenos centros académicos en línea con los sectores productivos. “No se puede competir si nuestra educación no está orientada hacia el desarrollo productivo”, dijo.
Entiende que no se pueden revertir los procesos de apertura comercial, lo único que queda es insertarse y dar los cambios económicos, institucionales y crear una cultura de competencia en el sector privado.
Expuso que también es importante contar con una visión de desarrollo a largo plazo donde los líderes políticos y empresariales estén plenamente comprometidos con esto.
“Es un tema compromiso país, el cual debe ser de todos. No del presidente, no de un líder empresarial, sino de todos”, indicó.
Tavárez destacó que no hay continuidad de Estado, se empiezan los planes y proyectos pero se quedan a medias. “Eso es una desgracia porque nos mantiene en un círculo vicioso. Hay que tener mentalidad, visión, compromiso a largo plazo”, agregó.
El presidente de AEIH abogó además por un servicio en el exterior no solamente compuesto por militantes de los partidos, sino comprometido en descubrir los nichos de mercado donde se pueda competir y lograr asociatividades a nivel productivo.
Expresó que de parte del Ministerio de Relaciones Exteriores se han revelado noticias positivas en ese sentido y esperan que se materialicen.
Encadenamiento productivo. Tavárez indicó que la economía dominicana ha descansado en los últimos años en el turismo, zona franca y remesas. Y con el turismo se ha logrado un buen encadenamiento productivo con la industria y la agropecuaria. Pero es a lo que también aspiran con las zonas francas, con la que existe poco encadenamiento productivo con el sector local.
“Tenemos que lograr encadenamiento productivo, porque es la forma más fácil de exportar”, agregó.
El presidente de la AEIH explicó que estos pocos encadenamientos productivos con las zonas francas se deben a que los productos locales tienen poca calidad y poca capacidad competitiva. “Eso hay que reconocerlo porque muchas de las cosas que la zona franca puede comprar aquí, nuestros productos no tienen la condiciones en término de calidad que se exige y eso es un problema que debe superarse”, expresó.
Insistió que se debe caminar hacia reunir los estándares de la calidad que requieren las zonas francas y si hay trabas que el Estado debe resolver, hay que exigir que se haga porque es su deber.


COMENTARIOS