Afipa dice agroquímicos son los productos más regulados del mundo

Ramón Castillo dice que la dosis determina la toxicidad de una sustancia y diferencia un veneno de un remedio

Los agroquímicos o agroprotectores son los productos más regulados del mundo, porque se manejan mediante leyes, decretos y resoluciones que emiten los gobiernos de los diferentes países donde se usan para la producción agrícola.
En República Dominicana tenemos una ley que data de 1968, pero los decretos y resoluciones han mantenido las actualizaciones en el control y manejo de estos productos, afirma el ingeniero Ramón Castillo, nuevo presidente de la Asociación de Fabricantes, Representantes e Importadores de Productos para la Protección de Cultivos (Afipa).
Dice que para un mejor uso de los agroprotectores, se espera la aprobación de dos proyectos de ley sobre el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad de los Agroalimentos (SENASIA) y de Protección Fitosanitaria, ambos pendientes de aprobación en el Congreso Nacional.
Castillo expresa que la responsabilidad de Afipa para la utilización correcta de los agroquímicos es mantener la orientación sobre el uso de agroprotectores. Señala que “en nuestro país se abusa y se mal usan los agroprotectores por desconocimiento. Se mezclan productos iguales y no se aplican en el momento adecuado. Se reducen y/o se alteran las dosis, creando resistencia de las plagas”.
Para orientación de los usuarios de estos productos, Afipa maneja tres programas: Agromedicina de prevención y salud, Cudagro para el manejo de los envases vacíos y de Cuidagro relacionado a la educación del manejo y uso de los agroprotectores.
Como medida de uso, esa organización recomienda que antes de aplicar un agroprotector se debe ver el nivel de daño económico y el daño ambiental y luego analizar las medidas de control y el último recurso es el uso de un agroprotector. Precisa que por falta de conocimiento, el primer recurso es el uso de los agroprotectores y es donde se mal usa y se abusa de los agroprotetores. Igualmente, es el destino final de los envases que deben ser colectados en lugares donde se puedan manejar.
Castillo explica que para la aplicación de estos productos hay que tomar en cuenta ”la protección al medio ambiente con el triple lavado y protección al trabajador con orientaciones en su uso y equipos de protección personal y protección al consumidor aplicando los productos con el periodo de carencia y/o periodo antes de la cosecha recomendado”.
Sobre el nivel de toxicidad de los agroprotectores, advierte que “los plaguicidas son tóxicos a los organismos vivientes y al medio ambiente. La dosis determina la toxicidad de una sustancia y diferencia un veneno de un remedio, así usted puede encontrar productos de consumo diario más tóxicos que un agroprotector, como la aspirina, el acetaminofén, el café, el cigarrillo, etc”. Agrega que la agroprotección data de más de 5,000 años. Se usan agroprotectores desde antes de Cristo, desde el origen de la civilización. Otros puntos importantes que se citan de la agroprotección son las grandes movilizaciones por un virulento ataque de “Tizón Tardío” (Phytophtora infestans) que en 1845 provocó pérdida total de la cosecha.


COMENTARIOS