Agricultura RD es cada vez más vulnerable al cambio climático

El representante del BID en el país, Miguel Coronado Hunter, habla en la puesta en circulación del

El representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en el país, Miguel Coronado Hunter, dijo ayer que a pesar de los avances que ha tenido el país, el sector agropecuario es cada vez más vulnerable al cambio climático, a las enfermedades, plagas y otros factores relacionados con el uso intensivo de los recursos naturales, como el agua y los suelos.
Coronado Hunter habló en la presentación del informe “Políticas agropecuarias, DR-Cafta y cambio climático en la República Dominicana”, puesto en circulación por el Ministerio de Agricultura y el BID.
El acto fue encabezado por el ministro de Agricultura, Osmar Benítez, quien destacó la importancia de la agricultura en la economía nacional por sus relevantes aportes en la generación de divisas, empleos y alimentos para el país.
El documento ofrece datos para dialogar y accionar sobre las políticas públicas agropecuarias, las características del gasto público, las políticas comerciales y el impacto del cambio climático sobre la agricultura del país.
El representante del BID dice además, que la agricultura dominicana ha registrado una tasa de crecimiento de 4.5% anual, entre 2008 y 2017.
También que “las exportaciones agrícolas representan más del 25% del total de las exportaciones de República Dominicana, genera cerca de 13% de los empleos en el país, y los agricultores producen cerca del 80% de los alimentos demandados por los consumidores del país”.
Coronado Hunter indicó además que en el país cada año se observan períodos de sequías más prolongados o lluvias torrenciales y frecuentes, afectando las cosechas y por ende los ingresos de los productores y del país.
Ante estos desafíos, recomendó usar el espacio de diálogo que propician los estudios para darles respuestas con políticas públicas innovadoras.
Como parte de la agenda de la actividad, los especialistas en desarrollo rural del BID, Carmine Paolo de Salvo y Gonzalo Muñoz presentaron los impactos de los estudios del DR-Cafta en la agricultura dominicana y las estimaciones del apoyo a productores locales usando la metodología de la Organización de Cooperación para el Desarrollo Económico.
Presentes en la actividad el administrador del Banco Agricultura, Carlos Segura Foster; el director del Instituto Agrario Dominicano, Emilio Toribio Olivo; del Coniaf, Juan Chávez; de Oirsa, Guido Gómez; Argentina Betances, directora de proyectos, así como técnicos y funcionarios del sector agropecuario.


COMENTARIOS