Agro Cultura

Alerta-monilia
Qué bueno que las autoridades agropecuarias están haciendo esfuerzos por cuidar la sanidad de los productos agrícolas importantes como el cacao, que es uno de los principales de exportación. Las autoridades, junto al Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), han contratado a la fitopatóloga, Carmita Suárez Capello como consultora del Proyecto Fortalecimiento de la Capacidad de Vigilancia y Respuesta de Emergencia Fitosanitaria a la Introducción de la Moniliasis del Cacao y que elaborará un plan de emergencia, junto al grupo técnico coordinador. El país es el líder mundial de las exportaciones de cacao orgánico y los productores están preocupados porque la monilia ya está en Jamaica. La especialista advierte que hay que tener un efectivo control de intercambio y trasiego de material, mercancías y personas afectadas; puede ser muy grave, si no se hace. Recomienda a los agricultores estar alerta con plantaciones abandonadas, porque la enfermedad puede estar ahí y luego sería difícil de controlar. “Me gusta llevar mensajes esperanzadores, después de haber vivido con la enfermedad toda la vida en mi país, Ecuador, es posible erradicarla, pero hay que trabajar”, dijo Suárez Capello. La República Dominicana se prepara, es bueno.

Lácteos
Las masivas importaciones de productos lácteos afectan a los productores de leche, los cuales han mostrado su preocupación en innumerables ocasiones, y esa práctica también desestabiliza a la industria láctea del país, afirmó Darío Oleaga, presidente de la Asociación Dominicana de Procesadores Lácteos y Derivados (Adoprolad). Dijo que esa organización, que cuenta con más de cien empresas distribuidas en toda la geografía nacional y que representa la principal agroindustria del país, con más de 600 micro, medianas y pequeñas queserías y dulcerías, alertó sobre la invasión de quesos europeos subsidiados de los tipos Mozzarella y Cheddar, entre otros. Expresó que los quesos europeos se están vendiendo aquí al consumidor final a menos de 120 pesos la libra, “lo que representa menos del costo de producirlo en sus países de origen y ni hablar de los nuestros, lo que significa una competencia desleal.