Agro cultura : Ceremonias

Evaristo Rubens.

Pilar Emilio Ramírez, director ejecutivo de la Fundación Reddom, es un profesional agrícola de larga experiencia local e internacional, que ahora se dedica además, a las labores de maestrías de ceremonia. Trabajó por 20 años en posiciones gerenciales con la Dole Fresh Fruit Company en América Central y la República Dominicana. Ha sido consultor privado durante los últimos 20 años implementando proyectos de agricultura orgánica, cadenas de valor y desarrollo rural sostenible en el país. Ha participado como consultor internacional en Ecuador, Honduras, Haití, Puerto Rico y Costa Rica. Asimismo, fue asesor del Presidente de la República Dominicana y es miembro del Consejo Nacional de Agricultura Orgánica. Como creyente de lo que profesa, maneja su propia finca de cacao orgánico. Realiza labores de maestrías de ceremonia y de facilitador en actividades del sector agropecuario. Su experiencia y conocimiento de los principales actores del sector le permiten hacer una conducción equilibrada de los eventos del sector. Así que, quienes necesiten a Ramírez como maestro de ceremonia en alguna actividad agropecuaria, pueden solicitar su servicio, que él está disponible.
Salvación
Sería como la salvación de las familias de los agricultores, el seguro al rendimiento esperado (beneficios que esperan recibir los productores de sus cosechas) para que no se queden con las manos vacías cuando algún fenómeno atmosférico afecte la producción. Para ese seguro, el Gobierno debería pagar el 50% del costo, tal como lo hace con el seguro a la inversión agropecuaria. El seguro al rendimiento esperado, que se estima en un 20% del costo de la inversión, debería ser financiada a los pequeños y medianos productores a tasas asequibles. El tema fue discutido en un encuentro convocado por la JAD (Junta Agroempresarial Dominicana) en su sede de la capital entre líderes arroceros y ejecutivos de Agrodosa (Aseguradora Dominicana Agropecuaria). Varios de los productores se pronunciaron a favor de la propuesta, ya que sería como la salvación para sus familias, que se quedan sin nada cuando pierden las cosechas porque solo están aseguradas las inversiones.


COMENTARIOS