¡Ahhh, las ideas…!

30_06_2018 HOY_SABADO_300618_ Opinión10 A

Píndaro y Herminio se han montado en una de las unidades del Teleférico recién instalado en el Gran Santo Domingo y, sin darse cuenta, junto a ellos han abordado unos personajes que jamás se lo imaginaban… Ambos están más que distraídos mirando por las ventanas a los lados… Cruzan el río Ozama… Miran hacia abajo… hacia arriba… Todavía no se han dado cuenta de que, en lugar de ocho pasajeros restantes que llenarían la cabina, solo han completado ‘el vuelo’ dos más…

La unidad arranca hacia un destino inesperado que luego se convierte en un sueño… Píndaro –más avispado que Herminio- voltea su cabeza hacia la derecha y dice al que se ha sentado a su lado: “Mucho gusto, qué alegría contar con alguien más a bordo”… La respuesta no se hace esperar: “Soy Wikipedia… Me dicen así porque me consultan a cada rato buscando el significado de las ideas… Vine acompañado por Caco Pérez, que tiene a tiro de hit la lectura de un trabajo de J. M. Fernández Cepeda sobre la importancia de las ideas y, como de eso es que yo vivo, lo invité a dar un paseo en este nuevo ‘vehículo espacial’…”.

“Siempre he tenido el sentimiento, de que una idea es una representación mental que surge a partir del razonamiento o de la imaginación –razona en voz alta Píndaro-… Es el acto más básico del entendimiento, al contemplar la mera acción de conocer algo…”… Como un relámpago, Herminio quiere impresionar a sus acompañantes del viaje y comenta: “Una idea puede ser un plan que se tenga para realizar algo…puede hacer referencia a lo que alguien sepa sobre un tema determinado… o puede, incluso, ser producto de una ocurrencia que motive a producir algo nuevo…”.

Don Caco, uno de los vecinos en el Teleférico, ha abierto un periódico en el cual se concentra y tiende a ignorar a sus dos nuevos conocidos… Mientras esto hace, ambos –tanto Píndaro como Herminio- se sientan uno a cada lado de él e inician un asedio visual al contenido de lo que este señor se enfrasca en leer…Justo en medio de la página derecha alcanzan a leer: ‘Existen determinadas frases que dan al concepto de la palabra idea diferentes sentidos’… Como dos intrusos, ambos inclinan sus cabezas para meterse más en el tema y encuentran que, más abajo en el texto, se hace una diferenciación del término: ‘Una idea fija es una obsesión o algo que tiene en la cabeza del que parece no poder zafarnos’… “Ahhhh, eso es como cuando a tí, Herminio, –dice Píndaro- se te mete entre ceja y ceja que tienes que desayunar solo con mangú, cuando hay otros alimentos”… “Noooo, espera –aclara Herminio-, no te tranques solamente con eso, porque ahí abajo… ¿Lo ves? –insiste- dice que hay otra forma de tener ocurrencias… Fíjate que dice, que ‘una persona tiene una idea remota sobre algo, cuando lo que sabe no se ajusta bien a lo que realmente es’… Posiblemente, porque no sabe mucho de eso y no se atreve a identificarse con eso en que piensa que podría hacer, pero cuyos resultados no los tiene bien claro…”.

“Por eso es que tú vives inventando siempre, Herminio –exclama Píndaro-… A veces te metes en cosas de las cuales no tienes ni la más remota idea de cómo va a terminar el invento”… Herminio ríe a carcajadas y, de súbito, don Caco los mira a ambos mientras exclama: “¡Por favor, concéntrense conmigo leyendo a Fernández Cepeda… Miren bien que aquí él ha sido muy claro en eso que se relaciona a las ideas: En psicología se utiliza el concepto de idea delirante para referirse a un tipo de patología que se caracteriza por estar formada por ideas que no son modificables por el sujeto y que no pueden ser llevadas a cabo… Una idea delirante, puede estar relacionada con la hipocondría… puede proyectar sentimientos de ruina, donde la desgracia es la protagonista… puede estar llena de sentimientos de culpa… puede hacerte sentir que estás siendo perseguido…” -termina Don Caco.

“¡Ojalá en este paseo en el teleférico, hubiéramos tenido de compañerosa muchos que se creen lo ultimo de la bolita del mundo para que usen mejor su coco!”-termina reflexionando Herminio… “¡Heyyy, heyyy… heyyy! –interrumpe la voz de Wikipedia… “Muchas veces hemos escuchado la frase “¡tengo una idea!” o “se me ocurrió una idea”. Con estas expresiones, podemos darnos cuenta de procesos, proyectos o planificaciones que puedan habérsenos ocurrido, y que pueden estar relacionados con situaciones cotidianas, hasta proyectos a largo plazo…”.Sin titubear, Píndaro mete la cuchara y exclama: “Estamos llegando de vuelta a la sede del teleférico… aprovechemos para invitar a nuestros lectores a darle cráneo a lo leído y a hacer uso que sus neuronas provoquen nuevas y cautivadoras ideas sobre aquellos valores que tan rápido muchos han ignorado, no necesariamente porque los hayan olvidado”.