AISHA SYED La fascinación de un violín entre estaciones

A1

La destacada violinista dominicana Aisha Syed inició con un concierto en el Teatro Nacional Eduardo Brito, su gira mundial “Golden Land World Tour”, en el que estuvo acompañada por una orquesta de cuerdas de quince músicos pertenecientes a la Orquesta Sinfónica Nacional.

En este memorable concierto del pasado sábado fueron interpretadas de forma alterna, “Las Cuatro Estaciones”, de Antonio Vivaldi y las “Estaciones Porteñas”, de Astor Piazzolla; la extrapolación espacio tiempo nos lleva en aras de la música, del Barroco al Modernismo.
La obra orquestal de Vivaldi está concebida para cuerdas, su Opus 8 consta de doce conciertos, bajo el título “Il cimento dell’armonia e dell’invenzione” –Los cimientos de la armonía y de la inspiración-, los cuatro primeros forman el ciclo denominado “Las Cuatro Estaciones”, en que Vivaldi muestra una notable fuerza descriptiva en sus tres tiempos, dos rápidos y un lento central, lírico y expresivo; utiliza además Vivaldi en sus “Estaciones”, el estribillo –ritornello- con el que logra penetrar nuestros sentidos.
“La Primavera” ha llegado, inicia el concierto. Alegría, cantos, bailes, reciben la bella estación, se establece el diálogo contrastante entre el “tutti” y la solista. “El Verano”, lánguido, su danza pastoril, la tempestad, el violín describe los detalles, pero se requiere de un virtuoso capaz de sortear los trinos, las escalas, los adornos, Aisha Syed los asume con singular maestría.
La alegría se apaga, el ritmo cambia, llega “El Otoño” es tiempo de cosecha. El violín solista acompañado del primer cello, inicia junto a la orquesta un coloquio fascinante, con las mismas figuras rítmicas; Aisha da el toque virtuosístico en los arpegios de doble corchea.
La caída lenta de los copos de nieves, descrita en una bellísima melodía de ritmo suave, nos introduce en “El Invierno”; el trino rápido de los violines, asemeja el castañear de dientes provocado por el intenso frío. El primer solo de violín es un torbellino, las notas en “pizzicato” en las cuerdas altas, aluden una lluvia glacial, la fuerza de la música aumenta, hasta alcanzar el clímax con un tema grandioso, que Aisha asume con pasión.
En las “Estaciones Porteñas” de Astor Piazzolla, hay pinceladas de la obra de Vivaldi, en cuanto a la estructura, el concepto y el virtuosismo, y en cada una, el compositor describe en bellísimas combinaciones instrumentales, sentimientos y estados anímicos que provocan la naturaleza de las cuatro estaciones: el sombrío invierno, el reflexivo otoño, la alegría primaveral y el frenesí del verano; las emociones alcanzan un grado de excelsitud al ser transmitidas por la expresividad del violín solista, Aisha Syed.
Las “Estaciones Porteñas” impregnan la atmósfera con los aires del tango melancólico, y por momentos, nos parece escuchar el sonido distante de un bandoneón, pero es solo una evocación, el instrumento está ausente. Toda esta sensación es producida por el magnífico ensamble orquestal compuesto por talentosos músicos, bajo la pauta precisa de Aisha, a manera de dirección.
El público que había aplaudido cada pieza, al finalizar el concierto, visiblemente emocionado, puesto de pié, ovaciona a la joven violinista y a la estupenda orquesta; los prolongados aplausos llevan a un “encoré” escuchamos entonces del compositor Vittorio Monti, su famosa “Czarda” pieza folclórica basada en el baile tradicional húngaro. La composición inicia con un aire lento, melancólico, que luego se torna alegre llegando al frenesí, cuya dificultad técnica es sólo para virtuosos.

La audiencia se envuelve en el arrebato y aplaude, se escuchan los ¡Bravos! una y otra vez, un nuevo “encoré” no se hace esperar. La dominicanidad entonces se hace presente con el bellísimo tema “Por Amor” del maestro Rafael Solano, convertido en pieza clásica por el mágico violín de Aisha Syed y el excelente acompañamiento de la Orquesta.
Aisha Syed luego de sus exitosas presentaciones en escenarios tan importantes como el “Carnegie Hall” de New York y Bellas Artes de México, inicia con buen pié su gira mundial, con la que pondrá en alto el nombre de nuestro país. ¡Exitos!


COMENTARIOS