Al Asad avanza en Damasco; OPAQ prosigue inspecciones

A1

El régimen sirio continúa su reconquista de la región de Damasco, centro del poder de Bashar Al Asad, con el anuncio, este miércoles, de la toma de control de Qalamun oriental, mientras mantiene su ofensiva contra el último bastión yihadista en la capital.
Mientras tanto, los expertos de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) visitaron un segundo sitio en la localidad siria de Duma, en Guta Oriental, en el marco de su investigación del presunto ataque químico ocurrido a principios de este mes, informó esta organización que hizo su primera visita el 21 de abril.
En Bruselas, la conferencia internacional sobre el futuro de Siria, organizada por la Unión Europea (UE) y Naciones Unidas, logró recaudar hasta el momento 4,400 millones de dólares de ayuda para 2018 para este país en guerra desde 2011. La ONU denunció por su parte que dos semanas después de que las fuerzas militares tomaran control de Guta Oriental, el gobierno de Siria aún no ha habilitado el ingreso de ayuda humanitaria a la ciudad de Duma, dijo una alta funcionaria de la organización.
En el terreno, el presidente Al Asad lleva varias semanas expandiendo su presencia en los alrededores de la capital gracias a acuerdos de evacuación y varias ofensivas.
Once días después de haber recuperado Guta Oriental, las fuerzas del régimen retomaron el control de Qalamun oriental, al noreste de la capital.
La región está “vacía de todo terrorismo”, anunció este miércoles la televisión pública, recurriendo a la terminología del régimen para designar a los rebeldes. El martes y el miércoles las fuerzas de seguridad interior entraron en las localidades de Ruhaiba y Yairud, donde se izó la bandera nacional siria.
Decenas de autobuses han transportado desde el sábado a varios miles de combatientes rebeldes y a sus familiares de Ruhaiba, Yairud y Nassiriya a territorios del norte del país en manos de insurgentes.
Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), que cuenta con una amplia red de informadores en Siria, varios de esos convoyes llegaron a la región de Afrin (noroeste), controlada por rebeldes proAnkara. Allí se instalaron en un campo de desplazados cerca de Jandairis, no muy lejos de la frontera con Turquía, indicaron responsables rebeldes a la AFP.
Pero, según el geógrafo especialista en Siria Fabrice Balanche, el traslado de rebeldes se corresponde con una lógica de “sustitución de la población” impulsada por Ankara.


COMENTARIOS