Al menos 12 muertos por “el peor incendio residencial” en el Bronx, Nueva York

A NYPD officer walks on the scene of an apartment fire in the Bronx burough of New York City on December 29, 2017. Officials said Friday that the death toll from the fire has reached 12, including four children. / AFP / KENA BETANCUR
A NYPD officer walks on the scene of an apartment fire in the Bronx burough of New York City on December 29, 2017. Officials said Friday that the death toll from the fire has reached 12, including four children. / AFP / KENA BETANCUR

NUEVA YORK. El incendio residencial más grave en varias décadas en Nueva York se extendió en pocos minutos a todos los pisos de un edificio del barrio del Bronx, donde dejó 12 muertos —entre ellos cuatro niños— y obligó a otros vecinos a correr a la calle en medio del frío.

Los muertos hoy jueves incluyen niñas de uno, dos y siete años y un niño. Otras víctimas batallaban por sus vidas, dijo el alcalde Bill de Blasio por CNN el viernes por la mañana. Dijo que los rescatistas salvaron al menos 12 vidas. El comisionado del Departamento de Bomberos Daniel Nigro dijo que el incendio es “de magnitudes históricas”, debido al número de víctimas fatales.

Excluyendo los ataques del 11 de septiembre de 2001, fue el incendio más grave desde 1990, cuando 87 personas murieron en un siniestro en el Bronx.

El incendio estalló en la planta baja del edificio de cinco pisos poco antes de las 7 de la tarde y se extendió rápidamente por la estructura centenaria cerca del zoológico del Bronx. Algunos inquilinos, una mezcla de neoyorquinos e inmigrantes latinos y africanos, bajaron por las escaleras de incendio. Pero la propagación de las llamas fue tan veloz que algunos ni siquiera pudieron salir de sus apartamentos. Se investigaba la causa del incendio.

En medio de un frío intenso de casi 10 grados centígrados bajo cero (15 Fahrenheit), unos 170 bomberos pudieron rescatar a 12 personas. Restaban muchas preguntas por responder, entre ellas cómo se pudieron propagar tan rápidamente las llamas en un edificio de ladrillos construido después que los incendios catastróficos de inicios del siglo XX dieron lugar a una era de leyes más estrictas. Testigos vieron cuerpos quemados retirados en camillas, y niñas que habían escapado descalzas y desabrigadas en la calle. Twum Bredu, de 61 años, llegó en busca de su hermano, que se alojaba con una familia en el edificio.

Ese matrimonio y sus cuatro hijos sobrevivieron, pero nadie sabía nada de su hermano. “He llamado a su teléfono, pero nadie contesta”, dijo Bredu. “Estaba en su cuarto, no sabemos qué sucedió”. La cifra de víctimas superó la de los 10 muertos, de los cuales nueve eran niños, en una casa de cuatro pisos en otra parte del Bronx en 2007. Ese incendio fue provocado por un calentador.


COMENTARIOS