Alegría compartida en el convite banilejo

A1

Cobijados bajo el verdor exuberante del bosque de la plaza de los fundadores de la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU), los banilejos y amigos se dieron cita el pasado día 12 para celebrar su Décimo Cuarto Convite por primera vez fuera del tradicional sitio del parque Mirador.
Por unas extrañas disposiciones municipales, que prohíben actividades de multitudes en el Parque Mirador utilizando sonidos altos, orquestas, bailes folklóricos, tarima y muchos menos comida cocinada como las tradicionales arepitas de burén, los banilejos recibieron ese golpe en agosto pasado y de inmediato se inició el proceso de buscar lugares alternativos. Personas muy amigas e interesadas desde su inicio en el evento se acercaron a las autoridades de la UNPHU. Estas se entusiasmaron con la idea del convite en el campus. Aprobada la solicitud de inmediato se iniciaron los trabajos de organización del evento que culminó el pasado día 12.
Esta vez el convite acogió centenares de personas. Se contó con la presencia de un público joven en su mayoría estudiantes de la UNPHU que se interesaron compartir la experiencia de un evento de esa clase. Como es ya tradición, a los asistentes se les ofreció un espectáculo variado y bien coordinado. Para darle inicio se contó con la presencia del Obispo de Baní, Víctor Masalles, que ofreció una emotiva invocación para poner el evento bajo el manto de Nuestra Señora de Regla. De inmediato se iniciaron las presentaciones con el grupo de baile folklórico de Nizao, Marumbia. Se continuó con la participación de los ya tradicionales improvisadores de décimas Los Chuineros, que son del agrado de los asistentes. Ya ellos han trascendido la comarca banileja para dejarse sentir en escenarios internacionales.
Luego el grupo de baile de la UNPHU ofreció su depurado arte a los asistentes que alabaron la coreografía presentada y se dejó el escenario preparado para la entrada a la Banda Municipal de Música de Baní. Mientras llegaban, cada vez más personas que disfrutaban de los dulces, de las arepitas de burén y de los sabrosos pastelones de Esther Oliva, aparte de otros atractivos platos de la gastronomía banileja.
Con ese ambiente de familiaridad, sano compartir de recuerdos y anécdotas de las vidas de hace años en el pueblo, se disfrutaba de la música contagiosa de la banda municipal. Su presentación en los convites en una tradición gracias al apoyo que le brinda el Ayuntamiento Municipal de Baní al evento. Cada año la entidad pone todo su empeño para hacer llegar a los participantes, como las areperas que ofrecen su arte de siglos para deleite de los asistentes.
El objetivo del convite es promocionar un reencuentro anual de amigos y familiares, que con el disfrute de un variado espectáculo, tienen la oportunidad de gozar de la confraternidad banileja que es única en el país y que fue de la admiración del insigne Eugenio María de Hostos. Durante el evento se reconocieron a instituciones y personalidades de Baní que cooperan generosamente con el convite. Esta vez los reconocidos fueron Marino Roa, Fidias Bello y Asomiba. Esta, el día del convite, ofrece transporte gratuito desde Ban a quienes les interesa asistir al evento y disfrutar un día del recuerdo y de la buena comida de la región peraviana.
El objetivo del´convite, aparte de buscar la confraternidad entre los banilejos, es captar recursos que se destinan a determinadas instituciones de asistencia a los sectores carenciados en salud y educación de Baní. Con esos recursos se contribuye al sostenimiento de las mismas o resolver algún problema específico para las operaciones de las instituciones de que se trate. Esta vez serán favorecidos el centro educativo la Madre Elisea en la Saona parte norte de Baní y al Hogar de Ancianos Inspiración Divina.
Entre las empresas, personas y entidades cooperadoras que contribuyen generosamente al convite se destacan Industrias Banilejas, Centro Perelló, Peravia Industrial, Banco Popular, Banco de Reservas, Asociación Peravia de Ahorros y Préstamos, Fundación Farach, el senador Wilton Guerrero, Punta Arena, Gobernación de Peravia, Grupo Cometa y otras personas e instituciones que con sus generosos aportes contribuyen al montaje del evento que es costoso y se reservan fondos para asistir a las entidades comunitarias en su servicio de apoyo a los más necesitados.
La fiesta de la alegría y de la confraternidad cerró con las actuaciones formidables de Xiomara y la Tropic Naco como cortesía del club deportivo Naco y de las Divas by Jiménez por cortesía de la Cervecería Nacional Dominicana. Fue notable la participación y dedicación de un grupo de damas y caballeros banilejos que ofrecieron todo su entusiasmo para la mejor anfitrionía en cada una de las actividades. Esas personas son las que cada año le dan brillo y continuidad al evento.


COMENTARIOS