Alerta auge criminalidad en isla Puerto Rico amenaza el turismo

FBI agents escort Puerto Rico police officers after they were arrested in San Juan, Puerto Rico, Wednesday Oct. 6, 2010. U.S.  Federal authorities arrested about 130 people, including nearly 90 law enforcement officers for allegedly aiding drug dealers in what authorities said was the national agency's largest-ever police corruption investigation.  (AP Photo/El Nuevo Dia, Angel M. Rivera)  PUERTO RICO OUT - NO PUBLICAR EN PUERTO RICO
FBI agents escort Puerto Rico police officers after they were arrested in San Juan, Puerto Rico, Wednesday Oct. 6, 2010. U.S. Federal authorities arrested about 130 people, including nearly 90 law enforcement officers for allegedly aiding drug dealers in what authorities said was the national agency's largest-ever police corruption investigation. (AP Photo/El Nuevo Dia, Angel M. Rivera) PUERTO RICO OUT - NO PUBLICAR EN PUERTO RICO

El secretario del Departamento de Seguridad Pública (DSP) de Puerto Rico, Héctor Pesquera, alertó ayer de los riesgos que supone el incremento de la criminalidad en el área turística de Condado en San Juan para la llegada de turistas a la isla caribeña.
“Lo primero es que el Condado -principal área turística de San Juan y toda la isla- es la imagen de Puerto Rico”, dijo Pesquera en una entrevista con la emisora radial WKAQ-AM sobre la repercusión del alza de crímenes.
Las declaraciones de Pesquera se producen después de que el lunes miembros del Gobierno acudieran a Condado para interesarse por la situación del alza de la criminalidad en la zona tras divulgarse varios incidentes durante los últimos días. “Si nosotros presentamos una mala imagen -ante los turistas- nos podemos gastar millones de dólares en publicidad, porque lo que vende es la voz de las personas”, aseguró el funcionario. “Si esa es la imagen nuestra y la proyección que vamos a dar nunca vamos a poder levantar la industria del turismo”, insistió.
Pesquera se refirió a la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, de quien dijo que no sabe lo que pasa en su ciudad, tras la polémica levantada por el aumento de la criminalidad. “Viaja mucho y se le pasa lo que está pasando en su ciudad, no está muy pendiente”, señaló Pesquera.
La mediática alcaldesa había dicho que los números del Gobierno central indican que no hay un problema de criminalidad y que la percepción hay que manejarla, sobre el alza criminal en Condado. Anunció además medidas como la compra de nuevas motocicletas destinada a labores de patrulla.
El jefe de la Policía de Puerto Rico, Henry Escalera, se pronunció sobre el asunto para asegurar que en Puerto Rico no hay crisis de seguridad, aunque aceptó que se ha registrado un aumento en la incidencia de robos. Escalera subrayó que en Condado, por ser zona turística, no pueden imponerse los mismos horarios de cierre de locales nocturnos que en el resto de la ciudad.