Algo de todo

Elsa Ramirez

Según estudios realizados, los mosquitos pican más a los niños que a los adultos y a las rubias más que a las morenas.

Cuando George Washington ganó las elecciones para convertirse en el primer presidente de los Estados Unidos, no tenía dinero para asistir a Nueva York, donde se realizaría la toma de posesión, por lo que tuvo que pedirle prestado $600 dólares a Thomson Mason, su vecino.

Ya siendo George Washington presidente de los Estados Unidos, se rehusó a recibir un salario de $25,000 al año. Washington no saludaba a nadie dándole la mano, prefería hacer una reverencia doblando la cintura hacia delante como muestra de respeto.

El nombre de Mario del personaje de los videojuegos surge cuando la compañía Nintendo trabajaba en un nuevo juego llamado “Donkey Kong” y su principal figura sería “Jumpman”. Resulta que a la compañía Nintendo atrasarse en la renta, el dueño del local donde funcionaba, fue a visitarlos. Esa visita motivó que los creativos decidieran cambiarle el nombre a “Jumpman” por “Mario”. Lo demás es historia.

Según leí en una revista de cine, los extras que trabajan en las películas, cuando tienen que simular que hablan entre ellos, solo dicen la palabra “walla” repetidas veces. En el argot de cine, a esto le llaman un “walla-walla scene” o una escena walla-walla.

La piel de los osos polares es negra y su pelaje es blanco. Esto le permite absorber la mayor cantidad de calor posible del sol y aumentar el calor corporal ya que viven en temperaturas extremadamente frías y nadan alejándose del hielo y tierra hasta 50 millas. Son los osos más grandes llegando a medir hasta 8.5 pies de altura.