Algo de todo

ELSA

La palabra “cuaresma” proviene del latín “cuadragésima” que significa 40. Eso es lo que dura la Cuaresma, 40 días. Los católicos se fundamentan en 40 días por tres citas bíblicas: 1. cuando Moisés sube al Monte Sinaí y pasa 40 días y 40 noches y luego Dios le entrega la tabla con los 10 mandamientos. 2. El Profeta Elías pasa igual cantidad de días en el desierto. 3. Jesús pasa 40 noches y 40 días en el desierto.

La Cuaresma es un período de preparación para vivir la Semana Santa y la Pascua. Inicia el Miércoles de Ceniza y termina el Jueves Santo, a las 3:00 de la tarde.

La Cuaresma es movible porque se busca la primera luna llena de primavera y el domingo después se determina como el domingo de Resurrección o de Pascua, de ahí parten todas las demás fechas. Esta fecha se decidió en el Concilio de Nicea I del año 325. El límite es el 25 de abril, el domingo de pascua nunca puede ser después de esa fecha.

La puesta de las cenizas es recordar que polvo eres y en polvo te convertirás, que somos frágiles y que inicia el tiempo de arrepentimiento. Las cenizas provienen de las palmas que quedaron del Domingo de Ramos del año anterior, se queman y se bendicen.

El dicho “en un santiamén” se refiere a algo que se realiza de forma muy rápida. Su origen lo encontramos en las oraciones de los cristianos, cuando estas se hacían en latín, y finalizaban “in nomine patris, et filii, et spiritus sancti. Amen” Si se pronuncia rápidamente el final se escucharía como “santiamén”, y por ello surge esta frase hecha.

La palabra carnaval significa adiós a la carne y su origen se remonta a los tiempos antiguos. El martes anterior al miércoles de ceniza, se organizaban fiestas populares llamadas carnavales en los que pronto empezó a degenerar el sentido del carnaval, convirtiéndose en un pretexto para organizar grandes comilonas donde se consumían todos los productos que se podrían echar a perder durante la cuaresma.