Algo de todo

ELSA RAMÍREZ DE MIURA

Francis Albert Sinatra, mejor conocido como Frank Sinatra, era hijo de un matrimonio de emigrantes italianos que viajó a América en busca de una mejor vida. El parto de Frank fue muy complicado y tuvieron que utilizar fórceps, lo que le provocó marcas y una grave lesión en el oído que arrastraría de por vida, aunque también le valió para librarse de combatir en la Segunda Guerra Mundial.

Albert Einstein, a quien se le otorgó el Premio Nobel de Física en 1921, no fue premiado por su famosa teoría de la relatividad, publicada 16 años antes, sino por su obra, menos conocida, sobre el efecto fotoeléctrico.

El dicho “como Pedro por su casa” se cree que se refiere a Pedro I de Aragón, quien conquistó Huescas sin confrontar ninguna resistencia al salir victorioso en la batalla de Alcoraz en 1096 contra los musulmanes.

Para conservar un pedazo de bizcocho fresco de un día para otro, guárdelo en un recipiente cerrado con una rueda de pan dentro.

Se cree que Cleopatra era egipcia, pero era macedonia, hija de Tolomeo XI. Se casó con dos de sus hermanos y fue la amante, tanto de César como de Marco Antonio.

Los malvaviscos fueron originados en el antiguo Egipto para curar los dolores de garganta. Se extraía el jugo de las raíces de las plantas de malvavisco (althaea officinalis) y las cocinaban con clara de huevos y azúcar, luego amasaban la mezcla hasta convertirlo en un merengue que con el tiempo se endurecía. Era tan sabroso que la gente lo compraba como golosina.