Algo de todo

ELSA

El signo de más “+” se cree que proviene de la palabra latina plus que se utilizaba en la antigüedad.. Se fue abreviando hasta quedar solo una la “p”, que con la velocidad de la escritura fue derivando en dos líneas cruzadas que terminaron convirtiéndose en el signo “+” que usamos hoy día.

El signo de menos “-“ deriva de la palabra latina minus, que más tarde fue abreviada por la palabra “mus” a la que se incorporó una rayita arriba. Luego la palabra desapareció y quedó solamente la rayita.

El signo “x”, de multiplicación, proviene de la utilización del símbolo de la cruz de San Andrés para los cálculos de proporciones en la antigüedad. Fue propuesto por William Oughtred, un clérigo inglés que vivió entre fines del siglo XVI y principios del XVII para designar las operaciones de multiplicación. Aunque fue utilizado por un tiempo, los matemáticos Gottfried W. Leibniz e Isaac Newton no estaban de acuerdo con ese símbolo porque se podía confundir con x. Por esa razón Leibniz introdujo el punto como símbolo de la multiplicación.
La barra “/” que indica división era utilizada por los árabes en sus operaciones matemáticas, en posición horizontal, introduciéndose en Europa en el Siglo XIII, pero se generalizó su uso dos siglos más tarde. En 1845, el matemático y lógico inglés Augustus De Morgan fue que transformó la barra de horizontal en oblicua con la intención de simplificar la operación en una sola línea.

En 1659, el suizo Johann Heinrich Rahn inventó el símbolo “÷” para la división y, aunque no fue nada popular en su país, sí fue tomada y utilizada en Gran Bretaña y los Estados Unidos.