Almeyda sostiene golpe en Chile provocó fundación del PLD

El golpe de Estado y muerte de Salvador Allende en Chile en septiembre de 1973 convenció a Juan Bosch de que por la vía electoral no era posible llegar al poder porque los norteamericanos no estaban dispuestos a permitir un gobierno progresista en América Latina, afirmó el doctor Franklin Almeyda Rancier.

El dirigente político sostuvo que el golpe en Chile fue el detonante para que Bosch se decidiera a fundar el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) a partir del “Grupo teórico” que había integrado, además de Bosch y Almeyda, por José Joaquín Bidó Medina, Rafael Alburquerque, Antonio Abreu, Diómedes Mercedes, Milagros Ortiz Bosch, Hatuey de Camps y Rafael Antonio Luna (Cheché).

Al referirse a su más reciente libro, “El PLD y las fuerzas sociales”, Almeyda manifiesta que “lo que desborda la copa es justamente ese hecho. No fue un factor nacional el detonante (de la fundación del PLD) fue un factor internacional.

En términos políticos eso significaba que no era posible llegar al poder por la vía electoral”.

Al ser entrevistado en el programa televisivo “De la semana”, que dirige Pablo McKinney, Almeyda indicó que “la intención de Bosch al regresar al país en 1970 era transformar al Partido Revolucionario Dominicano PRD (que presidía)” para convertirlo de un partido de masas en un partido de dirigentes de calidad.

Relató que la decisión final de constituir el PLD se produjo cuando durante una reunión del Comité Ejecutivo Nacional celebrada el 17 de noviembre de 1973 en la Casa Nacional del PRD, donde había unas 25 personas,  José Francisco Peña Gómez hizo un susurro que disgustó a Bosch.

Contó que en la reunión hubo una “intrascendente discusión” entre Bosch y Almanzor Gonzáles Canahuate, pero “Peña Gómez hizo un susurro, no escuché lo que dijo Peña. Bosch dijo está reunión terminó, se para, sale y cuando va saliendo, yo me paro, salgo detrás de él y él me dice: convócame los muchachos esta tarde en tu casa”.

Añadió que “nos reunimos el grupo teórico en mi casa, en la Urbanización El Cacique, por la avenida Independencia” y allí definitivamente decidieron salir del PRD y fundar un nuevo partido.

Informó que Bosch invitó a su esposa Carmen Quidiello y en la reunión con el grupo teórico dijo que ella sugería que el nombre de la nueva organización fuera Partido de la Liberación Dominicana y que se inspirara en el modelo vietnamita.

“No es un partido comunista lo que hay que formar. No es un partido marxista lo que hay que formar: es un partido de liberación nacional.

Alianza con la burguesía. Almeyda consideró que “ocuparse de elecciones cada dos años llevó a los dirigentes del PLD a descuidar la formación, su disciplina, y por tanto, de conjunto, el debate de las ideas”, por lo que postuló que el partido en el poder debe revisar su estrategia y sus aliados.

“Hoy en día la oligarquía no existe como fuerza dominante en la sociedad dominicana. Que la oligarquía quedó atrás. No son ni terratenientes ni comerciantes importadores y exportadores los predominantes y sitúo nombres. Son cinco grupos económicos sumamente importantes: los Vicini, los Bonetti, Popular (Grullón), los León Jimenes y Pepín Corripio”, expresó el ex rector de la UASD.

Manifestó que “estos cinco grupos están a la cabeza de una pirámide empresarial que se organiza en el CONEP (Consejo Nacional de la Empresa Privada). Están organizados en el CONEP. Esos grupos son los que controlan los medios de comunicación porque son dueños de ellos. La mayoría de los medios de comunicación: prensa, radio y televisión, es propiedad de esos cinco grupos predominantemente”.

Reiteró que esos “son nuestros aliados estratégicos y el PLD a veces no entiende eso. La democracia es un sistema para que el régimen capitalista funcione, porque al funcionar el régimen capitalista funcionan los mercados y eso es lo que a ellos les interesa”.

Almeyda agregó que mientras a los capitalistas les interesa que funcionen los mercados, “a nosotros nos interesa que funcione el régimen democrático que es el régimen capitalista porque funcionan las libertades ciudadanas y las libertades públicas. Porque nos da una oportunidad de ir hacia objetivos propios del PLD como la inclusión social; o sea, reducir o salir de la pobreza que es uno de los objetivos esenciales ahora de Danilo Medina”.

“Son aliados estratégicos del PLD. Ya no es una oligarquía, es una fuerza capitalista y burguesa con la cual hay que entenderse para que el proceso salga adelante”, puntualizó el ex ministro de Interior y Policía.

Consideró que hay que hacer un pacto con la burguesía para impulsar la Republica Dominicana en varios aspectos; “educación, tema fiscal, transparencia (ética) superar el tema de la corrupción a tal nivel que sea tan evidente como decir: hacemos una alianza con ustedes los ricos de este país, la clase dominante”, opinó el dirigente histórico del PLD.

Sugirió que hay que superar la actual realidad del PLD donde solo funciona el Comité Político y se ha perdido la cadena de mandos, por lo que hay que dar paso a la “formación política, las ideas, deben debatirse dentro del partido como siempre se hizo. Éramos un partido vertical. Decían que éramos un partido leninista, pero no, la forma de trabajar era la que empleaban en las iglesias y en los ejércitos”.


COMENTARIOS