Alphabet sufre en sus resultados la multa de la UE a Google

1

Alphabet, casa matriz de Google, reportó este lunes una ganancia neta de 3.500 millones de dólares en el segundo trimestre con una fuerte multa de la Unión Europea (UE) erosionando sus beneficios.

El gigante tecnológico estadounidense anunció un volumen de negocios de 26.000 millones, lo que significa un 21% más que en el mismo trimestre de 2016. Alphabet estimó que su beneficio hubiera llegado a casi 6.300 millones de dólares sin la multa de 2.740 millones de dólares que le aplicó la UE por abuso de posición dominante de su motor de búsqueda Google.

“Estamos entregando un sólido crecimiento con impulso subyacente mientras seguimos haciendo inversiones enfocadas en nuevas corrientes de ingresos”, dijo la jefa financiera de Alphanet, Ruth Porat. Las acciones del grupo cayeron casi un 2,9% a 969,03 dólares en las transacciones electrónicas bursátiles posteriores a la divulgación de los resultados.

Los inversores han estado preocupados por lo que significan los problemas en Europa para Alphabet, cuyos ingresos provienen en gran parte de los anuncios en Google mientras invierte en “otras apuestas” tecnológicas, tales como autos sin conductor. Alphabet obtuvo ingresos de 248 millones de dólares en el rubro “otras apuestas” y pérdidas de 772 millones en esa categoría.

Entretanto, Google y la UE se preparan para una batalla que podría durar años mientras el grupo estadounidense sigue ambicionando crecer más allá de su motor de búsqueda. Bruselas pasó siete años investigando a Google movida por su profunda aprensión ante el dominio que tiene Google en las búsquedas en internet en Europa. Un 90% de ese mercado es de Google.

En un fallo que puede sentar un precedente mundial, la UE impuso en junio una multa récord a Google por favorecer ilegalmente a sus servicios de compra en las búsquedas en internet. La UE acusa a Google de darle a sus múltiples servicios demasiada preeminencia en la búsqueda de resultado en detrimento de otros servicios que también ofrecen a los usuarios una comparación de precios.

En caso de que supere un proceso de apelación puede ser clave tanto para Google como para el derecho de competencia en general. La UE también está examinando el servicio de anuncios Google’s AdSense y su sistema de telefonía móvil Android.


COMENTARIOS