Alpine de Renault causa sensación

A1

El modelo Alpine, de la firma automtriz francesa Renault, en tres nuevas versiones ha causasdo una gran sensación durante la celebración del Salón Mundial de Autos en Ginebra, Suiza, donde han desfilado miles de personas.
Después de una espectacular acogida del A110 Première Édition, Alpine anuncia tres nuevas versiones de su cupé sport ligero. Las versiones A110 Pure y A110 Légende son dos versiones de serie que amplían la gama A110, mientras que el A110 GT4, coche de competición por excelencia puesto a punto por Signatech, pretende escribir el próximo capítulo de Alpine en automovilismo.

El A110 Pure y el A110 Légende comparten las características técnicas del A110 Première Édition –edición limitada cuyos 1955 ejemplares se han vendido en tan solo cinco días–, pero con una personalidad claramente distinta. La versión Pure se dirige más bien a los puristas y es la versión más fiel del mítico Berlinette que ganó el rally de Montecarlo en 1973. La versión Légende muestra el carácter de un GT y se distingue por la posibilidad de optar por unos asientos de gran confort con seis vías para anclaje, una tapicería de cuero negro o marrón y un nivel superior de equipamiento.

Estas dos versiones de serie están basadas en el chasis de aluminio del Première Édition, ligero y de una rigidez excepcional, que otorga agilidad y placer de conducción al A110. El motor de cuatro cilindros 1.8 litros turbo, montado en posición central trasera, ofrece unas magníficas prestaciones y una potencia de 252 CV. Por su parte, la suspensión de doble triangulación garantiza el equilibrio dinámico del vehículo y su brío, como un auténtico Alpine.

Estas dos versiones vienen acompañadas de tres nuevos colores de carrocería –blanco irisado, azul abisal y gris trueno– y cuatro diseños nuevos para las llantas. Por su parte, el nuevo GT4 desarrollado por Signatech, socio de Alpine en competición, es la máxima expresión de la agilidad.


COMENTARIOS