Alrededor del 58% de la población tiene sobrepeso en América Latina y el Caribe

sobrepeso

Mientras que el hambre y la desnutrición han caído, el sobrepeso y la obesidad están aumentando en toda América Latina y el Caribe, con un impacto particularmente alto en mujeres y niños, según un nuevo informe presentado por la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de Salud (OPS/OMS).

Durante un acto, que se realizó la presentación en el país del informe: Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional en América Latina y el Caribe, 2016, la cual es una publicación anual preparada por la oficina regional para América Latina y el Caribe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y por primera vez desarrollada en colaboración con la OPS/OMS.

El acto estuvo presidido por el viceministro de Salud Colectiva, doctor Héctor Quezada; el coordinador residente del Sistema de Naciones Unidas en la República Dominicana,  Lorenzo Jiménez de Luis; la representante de la OPS/OMS, Alma Morales Salinas, el representante del Programa Mundial de Alimentos (PMA),  William Vigil y la representante asistente de la FAO, Fátima Espinal.

tien

Durante sus palabras en el acto, el viceministro de Salud Colectiva ofreció un mensaje por parte de la ministra de Salud, en el cual indicó que la obesidad en la niñez y adolescencia ha alcanzado proporciones epidémicas en la Región de las Américas, un 62 por ciento en ambos sexos y un 26 por ciento para la obesidad en la población adulta de más de 20 años de edad.

“En la República Dominicana se observó un incremento de casos de obesidad y sobre peso, de un 2.2 por ciento en 1991 a un 5.6 por ciento en el 2007”, sostuvo.

Explicó que el país en el marco de su desarrollo socioeconómico ha identificado la necesidad de trabajar intersectorialmente y con la participación de toda la sociedad para lograr prevenir y controlar las Enfermedades No Transmisibles (ENT) y los factores de riesgos que la propician, a fin de detener el rápido aumento de la epidemia de obesidad.

Por su parte, el coordinador residente del Sistema de Naciones Unidas, Lorenzo Jiménez de Luis hizo mención de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030, específicamente refiriéndose al Objetivo 2: Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible.

En ese sentido, resaltó los esfuerzos de las tres agencias al presentar este informe y felicitó al país por su compromiso y la voluntad política demostrada ante la Agenda 2030.

La presentación formal de esta edición del Panorama estuvo a cargo de la doctora Alma Morales Salinas, publicación que describe la situación de la seguridad alimentaria y nutricional en América Latina y el Caribe, poniendo especial énfasis en el estado nutricional y su importancia para lograr el desarrollo económico y social de la región.

Este informe indica que el hambre ha disminuido desde 14,7% entre 1990 y 1992, a 5,5% en la actualidad, aunque sigue afectando a más de 34 millones de personas. Paralelamente, se observa una tendencia contraria en la obesidad y el sobrepeso.

Además, en América Latina y el Caribe, alrededor del 58% de la población tiene sobrepeso, situación que se explica por el aumento en el consumo de productos ultra procesados, sumado al mayor consumo de carnes, leche y productos de origen animal.

En ese sentido, los índices de sobrepeso se deben principalmente a la falta de acceso a una alimentación saludable que provee la cantidad de nutrientes necesarios para llevar una vida sana y activa.

La publicación es el primero de una serie de esfuerzos coordinados entre la OPS/OMS y la FAO para poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria, mejorar la nutrición y promover la agricultura sostenible, de suerte que nuestros Estados Miembros puedan alcanzar el Objetivo 2 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Un próximo esfuerzo interagencial será la realización del simposio regional sobre sistemas alimentarios sostenibles para la alimentación saludable, a realizarse en El Salvador, durante el mes de septiembre.

En ese sentido, la presentación de hoy busca motivar a los gobiernos, a las agencias internacionales de desarrollo, los donantes, el sector privado, y la sociedad civil de coordinar acciones para poner fin al hambre y la malnutrición.

Por otra parte, el representante del PMA presentó el informe: El Costo de la Doble Carga de la Malnutrición: Impacto Social y Económico, documento elaborado junto a la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Cabe destacar que en este escenario la doctora Susana Santos, encargada de la División de Nutrición del Ministerio de Salud Pública, presentó el Plan Intersectorial de Reducción de la Obesidad en Niños y Adolescentes.

El cierre del acto lo ofreció la licenciada Fátima Espinal de la FAO, quien hizo énfasis en el compromiso por parte de las agencias del Sistema de Naciones Unidas en continuar trabajando conjuntamente para construir un mundo donde no prevalezca el hambre.