Alza más larga de metales básicos por terminar

A1

Los metales básicos están a punto de llegar al fin del período más largo de alzas semanales en 11 años en tanto los inversores venden activos de riesgo en medio de tensiones por Corea del Norte, mientras que los analistas advierten que los precios se han desanclado de los indicadores fundamentales.
Los metales, del aluminio al zinc, tuvieron una caída, mientras que el cobre bajó más que nunca en tres meses el viernes. El metal se negociaba con una caída de 1,4 por ciento a US$6.801 la tonelada a las 13:20 en Londres después de perder 1,7 por ciento, el mayor descenso intradía desde el 2 de junio, en tanto los volúmenes sufrieron un repentino aumento al comenzar las operaciones en Europa.

Los metales bajaron en tanto caían los mercados de valores y los activos de refugios como el oro y el yen tenían alzas antes de otra posible prueba de misiles de Corea del Norte, mientras que la desaceleración del crecimiento de las exportaciones chinas suscitó temores de que el fortalecimiento del yuan perjudique al sector chino de la manufactura y haga mella en el comercio mundial.

Los inversores también se preparaban para más secuelas económicas de los fenómenos meteorológicos extremos conforme el huracán Irma causaba estragos en el Caribe de camino hacia Florida, amenazando con provocar más devastación apenas días después que el huracán Harvey azotara a Texas.

El Índice de la Bolsa de Metales de Londres compuesto por seis metales básicos se encaminaba a su primera baja semanal en nueve semanas, rumbo a cortar la racha de aumentos más larga desde mayo de 2006. El níquel encabezó las bajas con una caída de 1,9 por ciento mientras que el aluminio descendió 0,4 por ciento y el estaño se cotizó 0,2 por ciento más bajo con la caída más pequeña.

Las importaciones chinas de materias primas, incluidos el cobre y el mineral de hierro, se incrementaron, pero ventas externas más débiles dieron lugar a dudas sobre el crecimiento económico fuera del país, dijo Robin Bhar, analista de Société Générale SA, en entrevista telefónica desde Londres. “Los datos más débiles de exportaciones muestran los peligros de un yuan más fuerte”, señaló.

La ola de ventas se produce en momentos en que el coro de analistas e inversores que aconsejan cautela con los metales se hace oír con más fuerza. Morgan Stanley dijo que los metales serán vulnerables si se revierte la debilidad del dólar, mientras que Crispin Odey, que administra unos US$6.000 millones en Odey Asset Management, informó que está operando a la baja en las acciones de metales apostando a que el crecimiento económico de China se enfriará.

Un aumento repentino de las posiciones largas netas entre las administradoras de carteras durante el alza también deja a los metales propensos a una ola de ventas en tanto se liquidan las apuestas alcistas, según Guy Wolf, responsable de datos analíticos de mercado de Marex Spectron Ltd.


COMENTARIOS