Amor, entrega y salud, Silverio López Gutiérrez

En nuestros barrios, pueblos y campos mucha gente ha dedicado su vida al trabajo comunitario, la solidaridad y compromiso con los grupos más vulnerables. Una de ellas es el doctor Silverio LópezGutiérrez, a quien me unen lazos consanguíneos.
Descubrí el inmenso aporte de Silverio López hace algunos años trabajando en comunidades rurales y barrios marginados de la provincia Espaillat. Señalamientos continuos de atención médica en forma gratuita a personas en condiciones de pobreza y pobreza extrema, es un referente constante. Decidí hacerle una historia de vida de la que extraigo algunos elementos en este artículo.
Silverio López nació en Moca en el año 1936 en un hogar muy pobre con una familia monoparental matrifocal, su madre, hermana y él. Su madre se dedicaba a trillar café y su hermana era maestra. La sensibilidad social frente a la pobreza y vulnerabilidad que vivían las personas en su entorno género en él su vocación por la medicina.
“Yo veía mucha gente morir a mi alrededor por tuberculosis y tifoidea, habiendo medicamentos para esas enfermedades, la gente moría porque no tenía dinero para comprarlos. Cuando abrí mi consultorio nunca le puse un precio a mi consulta, el que pudo me pagó, el que no pudo éramos felices los dos. Hay gente que me ha pagado con gallina, huevos..”.
En su sueño de mejorar el acceso de las personas más vulnerables a servicios de salud de calidad, pone atención a la situación de las personas pobres que padecen cáncer y no cuentan con recursos para su tratamiento. Funda así junto a otras personas el Patronato de lucha contra el cáncer de la provincia Espaillat, a través del mismo logró con el apoyo de muchas personas e instituciones la construcción del hospital oncológico en su pueblo.
Son muchas las obras sociales donde Silverio López aunó esfuerzos y canalizó su materialización. Su pueblo lo ha reconocido muchas veces, uno de los reconocimientos recibidos es el galardón del Templo de la Fama de la provincia Espaillat en su V Ceremonial por su labor de Filantropía (agosto 2017).
La historia de vida de Silverio López es larga. Colmada de entrega y compromiso con un gran apoyo de su esposa Albertina y sus tres hijos (Iván, Kelvin y Sherley). En la vida de Silverio López hay un principio que transversaliza todas sus etapas desde su niñez, el amor. La presencia del amor en su vida es un elemento fundamental que él destaca, como receptor y emisor. Silverio López es un ejemplo de que nuestra sociedad cuenta con grandes pilares que promueven el amor y se comprometen con ello.