Anuncia intervención compañía seguros Segna

La Superintendencia de Seguros revocó ayer la autorización que le había otorgado a SEGNA, por considerar que carece de liquidez y decidió intervenir como liquidadora de la referida compañía, con el fin de proteger las reservas de los seguros de vida individual y los pagos de los reclamantes, entre otros compromisos.

Según la resolución 010-2003 de la Superintendencia de Seguros, que preside Rafael Santos Badía, también se protegerá los derechos de los asegurados en general y garantizará el cumplimiento de los compromisos contraídos.

Mientras que en otra resolución emitida por el organismo oficial, la 011-2003, se dispone crear una comisión técnica que tendrá como responsabilidad principal hacer una evaluación, con recomendaciones, sobre los activos y pasivos de SEGMA para actuar como asegurador nacional.

La Superintendencia de Seguros indica en uno de sus considerandos que a consecuencia de la crisis que afectó al Banco Nacional de Crédito (BANCREDITO), SEGNA ha sufrido las consecuencias negativas, tanto en el orden económico como de credibilidad, “que le han colocado en la imposibilidad de seguir operando como compañía de seguros”.

“Ciertamente, SEGNA S.A., tiene serios problemas de liquidez para continuar operando y como consecuencia de ello, los asegurados han estado retirando sus negocios de esta entidad aseguradora, razón por la cual se impone la intervención de la Superintendencia de Seguros para garantizar, hasta donde sea posible, el interés de las personas que tienen negocios con esta compañía”, precisa.

Indica que SEGNA fue una afiliada de BANCREDITO, que no fue negociada por sus propietarios con el grupo económico que se hizo cargo del banco.

Las autoridades aseguran que están tomando todas las medidas que aconsejan las circunstancias, en coordinación con Salud-Coop EPS, para garantizar que la Sociedad ARS Humano, subsidiaria de SEGNA, S.A., no tenga mengua en el desarrollo de sus actividades y continúe operando conforme a la Ley 87-01.

La Superintendencia de Seguros ordena a SEGNA no ejecutar ninguna operación de venta, ni suscribir contratos de seguros, ni efectuar ningún pago sin su debida autorización.

“Tomar el control de los activos de la Compañía, los cuales quedan, a partir de la presente resolución, bajo la guarda de la Superintendencia de Seguros con todas las consecuencias que establece la ley”, también establece un considerando.

Recordó que fue mediante el decreto 1065, del 18 de junio de 1964, que el Poder Ejecutivo autorizó a la Compañía Nacional de Seguros a operar en el país el negocio de seguros en todos los ramos. A esa compañía le fue cambiado posteriormente el nombre por el de SEGNA S.A.

La Ley 146-02, del 26 de septiembre del 2002, sobre Seguros y Finanzas de la República Dominicana, vigente en la actualidad, faculta a la Superintendencia de Seguros para la revocación de la autorización y liquidación de las instituciones de seguros en los casos previstos por esa legislación.

[b]LA COMISION[/b]

Integran la comisión que evaluará a SEGNA, la Cámara Dominicana de Aseguradores y Reaseguradores (CODOAR), la Asociación Dominicana de Corredores de Seguros (ADOCOSE); la Junta Consultiva de Seguros (JUCOSE) y la Superintendencia de Seguros, cuyo representante la presidirá.